sábado 27/2/21

Irán limita las inspecciones a su programa nuclear

Los ayatolás buscan con ello que EE UU retire las sanciones

Irán restringió desde este martes las inspecciones internacionales a sus instalaciones nucleares, aunque el acuerdo logrado a última hora por la agencia atómica de la ONU suaviza la limitación del acceso y otorga tiempo a las negociaciones políticas.

Esta controvertida medida de limitar el acceso de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) está recogida en una ley aprobada por el Parlamento iraní el pasado diciembre con el objetivo de defender los derechos nucleares de Irán y presionar a Estados Unidos para que levante sus sanciones. «Obligados por la ley, detuvimos la implementación voluntaria del Protocolo Adicional. Totalmente compatible con el artículo 36 del JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear de 2015) ya que aún no ha cesado la violación de EE. UU.», escribió hoy en Twitter el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

Acceso sin previo aviso

El citado Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP) permite acceso sin previo aviso a los inspectores a cualquier instalación nuclear de Irán, civil o militar, por lo que su fin supone un varapalo al trabajo de verificación que el OIEA lleva a cabo desde la firma del pacto nuclear. Esto no implica, no obstante, el fin de todas las inspecciones, ya que se mantienen aquellas en el ámbito del acuerdo de salvaguardias.

«La implementación de la ley del Parlamento no significa el cese de la cooperación de Irán con el OIEA (...) Nuestra cooperación con el OIEA continuará», afirmó el jefe de la diplomacia iraní.

Además, el domingo 21 de febrero Irán y la agencia nuclear de la ONU llegaron a un pacto técnico bilateral temporal mediante el cual el OIEA continuará con las actividades de verificación y seguimiento necesarias hasta tres meses. Zarif calificó en esta jornada de «éxito diplomático único» este arreglo, que despertó las críticas del Parlamento por considerarlo una violación a la ley, y aseguró que muestra «la buena voluntad» de Irán.

También explicó que lo acordado implica que las grabaciones del desarrollo del programa nuclear, que se entregaban a diario o semanalmente a la agencia de la ONU, van a seguir realizándose, pero las imágenes «de ahora en adelante no se proporcionan al OIEA».

En caso de que EE.UU. retire las sanciones en ese plazo de tres meses, Irán entregará al OIEA las cintas con las grabaciones y, en caso contrario, borrará todo el material.

Aunque la situación es delicada, por lo menos permite ganar tiempo para que Irán y la nueva Administración estadounidense de Joe Biden, que tiene voluntad de regresar al JCPOA, lleguen a un entendimiento que salve el maltrecho pacto.

Irán limita las inspecciones a su programa nuclear
Comentarios