sábado 04.07.2020

Irán se planta ante Europa y rechaza negociar un nuevo acuerdo nuclear

Rohaní da a entender que si se rompe el acuerdo es probable que no permitan inspecciones

Irán se mantuvo ayer firme en sus posiciones y rechazó las presiones de Europa para que vuelva a cumplir con el acuerdo nuclear multilateral de 2015 o para negociar un nuevo pacto, como sugieren Estados Unidos y el Reino Unido. Las autoridades iraníes dejaron claro que salvar el pacto depende de Europa, después de que París, Berlín y Londres recurrieran al mecanismo de arreglo de diferencias, que debe resolver en menos de 35 días sobre las quejas presentadas, al considerar inaceptable que Teherán no cumpla sus compromisos nucleares. «Si dan algún paso erróneo irá en detrimento de ustedes. La vía correcta es que vuelvan al JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear)», dijo el presidente iraní, Hasan Rohaní, durante la sesión semanal del gabinete.

En su discurso, Rohaní hizo hincapié en que en la actualidad los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) están «fácilmente presentes» en Irán y que sus cámaras de vigilancia están instaladas en los centros iraníes de enriquecimiento de uranio.

El mandatario dio así a entender que si los países europeos rompen con el acuerdo nuclear es probable que se acaben también las inspecciones del OIEA, lo que impediría al organismo cerciorarse de que Irán no desarrolla el arma atómica. Rohaní calificó de «sin fundamento» las denuncias de que Irán busca desarrollar el arma nuclear y criticó la sugerencia del primer ministro británico, Boris Johnson, de reemplazar el JCPOA por un nuevo pacto que negocie el presidente estadounidense, Donald Trump.

«El paso que deben tomar los europeos es volver a cumplir con sus compromisos», recalcó el presidente iraní, quien denunció asimismo que no se puede confiar en Trump porque ha roto varios acuerdos internacionales.

El JCPOA está muy debilitado desde que EE.UU. lo abandonó en mayo de 2018 y volvió a imponer sanciones a Irán, ya que el pacto limitaba su programa atómico a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Al no lograr el resto de firmantes (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) contrarrestar las sanciones estadounidenses, las autoridades iraníes comenzaron en mayo de 2019 a incumplir gradualmente sus compromisos.

El pasado 5 de enero, Teherán anunció que dejaba de cumplir en la práctica con las limitaciones impuestas a su programa atómico, incluidos los niveles de enriquecimiento de uranio.

Irán se planta ante Europa y rechaza negociar un nuevo acuerdo nuclear