domingo 27/9/20

Rusia denuncia que Israel puso en peligro un avión de pasajeros

Un Airbus A320 con 172 personas a bordo en vuelo regular desde Teherán y que se disponía a tomar tierra en Damasco tuvo que desviarse en la madrugada del jueves a la base aérea rusa de Hmeimim a causa de los disparos efectuados por cazas israelíes F-16 contra objetivos en la periferia de la capital siria.

Así lo aseguró el Ministerio de Defensa ruso a través de su portavoz, el general Igor Konashénkov. De acuerdo con sus declaraciones, cuatro aviones de combate israelíes atacaron con misiles aire-tierra varios puntos situados en las inmediaciones de Damasco sin llegar a entrar en el espacio aéreo del país árabe. Al parecer, los F-16 lanzaron ocho cohetes, lo que puso en alerta las defensas antiaéreas del Ejército sirio, que a su vez efectuó varios disparos para interceptar los misiles y tratar de derribar a los aviones atacantes. Este fuego cruzado fue el que puso en peligro al Airbus.

El avión procedente de Teherán, según Konashénkov, «estuvo a punto de penetrar en la zona batida por el fuego de la artillería y los misiles antiaéreos». «Solo gracias a la rápida intervención de los controladores del aeropuerto de Damasco y al funcionamiento eficaz del sistema automático de regulación del tráfico aéreo se logró desviar al Airbus A320 (...) hacia el aeródromo de reserva, donde aterrizó» y que se encuentra en la provincia de Latakia, aseguró el general ruso.

Rusia denuncia que Israel puso en peligro un avión de pasajeros