sábado 10/4/21

Trump canta victoria: «Empezamos»

El fracaso del ‘impeachment’ demuestra que aún es el principal candidato del Partido Republicano
Trump exhibe la portada del Usa Today con el titular «Absuelto». OLIVER CONTRERAS

Donald Trump dio el sábado en el Capitolio arranque a la campaña electoral para volver a la Casa Blanca en 2024. Su absolución en el Senado del delito de incitar a la rebelión de sus seguidores para que impidieran la toma de posesión de Joe Biden es la segunda gran victoria de la carrera política, después de aquélla que le llevó hace poco más de cuatro años a presidir Estados Unidos.

El magnate devenido en histriónico estadista se siente más fuerte que nunca y poseedor, pese a sus 74 años, de un enorme capital político que, según cree, debería ponerle de nuevo al frente del país más poderoso del mundo. «Vuelvo», dijo.

«Nuestro magnífico, histórico y patriótico movimiento Make America Great Again (Hacer a Estados Unidos grande de nuevo), acaba de empezar. En los próximos meses tendré mucho que compartir con ustedes y espero continuar nuestro increíble viaje juntos para lograr la grandeza americana para toda nuestra gente», aseguró Trump en la noche del sábado —madrugada de ayer en España— instantes después de que la mayoría demócrata del Senado se viera incapaz de arrancar al bando republicano los votos suficientes para condenarlo por el asalto al Capitolio.

Sólo siete correligionarios del expresidente le dieron la espalda y se saltaron la disciplina de partido. El resto, temeroso del evidente poder que aún mantiene Trump, le apoyó, aunque muchos de ellos lo hicieron tapándose la nariz, convencidos de que había motivos suficientes para condenarle y poner fin a su futuro político.

Con ello, conocedor de que controla el terreno republicano amparado en la masa enfervorizada que asedió Washington el 6 de enero, agregó que todavía tiene «mucho trabajo por delante». «Pronto emergeremos con una visión de un futuro americano brillante, radiante y sin límites. Juntos no hay nada que no podamos lograr», arengó a los millones de americanos que creen de que Joe Biden ha llegado al Despacho Oval de forma fraudulenta.

Para Trump el ‘impeachment’ ha sido otra fase de «la mayor caza de brujas de la historia de norteamericana. Ningún presidente ha pasado por algo así, y continúa porque nuestros oponentes no pueden olvidar a los casi 75 millones de personas que votaron por nosotros hace tan sólo unos meses».

«Es triste que un partido político tenga vía libre para denigrar el Estado de Derecho, difamar a las fuerzas del orden y transformar la justicia en una herramienta de venganza política, y perseguir, poner en la lista negra, cancelar y suprimir a todas personas y puntos de vista con los que no están de acuerdo», acusó Trump, en referencia a sus rivales demócratas.

«Quiero transmitir mi gratitud a los millones de ciudadanos decentes, trabajadores, respetuosos de la ley, amantes de Dios y de la patria que han apoyado valientemente estos importantes principios en estos tiempos muy difíciles y desafiantes», afirmó el exmandatario, quien también agradeció a su equipo legal «por su incansable trabajo en defensa de la justicia y la defensa de la verdad», y a «todos los senadores y miembros del Congreso que han defendido con orgullo la Constitución que todos veneramos y los sagrados principios jurídicos de nuestro país».

Trump fue absuelto el sábado de cualquier culpa en el asalto al Capitolio, una de las jornadas más convulsas de la historia del país y en la que murieron cinco personas. Los votos republicanos del Senado, constituido como jurado en este juicio político, salvaron a Trump. En concreto, 57 senadores, incluidos siete republicanos, optaron por condenar a Trump, mientras que 43 lo hicieron en contra, cifras lejanas a los 67 votos necesarios para la requerida mayoría de dos tercios.

El presidente estadounidense, Joe Biden, manifestó el sábado que, a pesar de la absolución de Donald Trump en su juicio político por incitación a la insurrección, los cargos contra el exmandatario no están en duda y el ataque al Capitolio muestra que «la democracia es frágil». «Este triste capítulo en nuestra historia nos ha hecho recordar que la democracia es frágil. Que debe ser defendida siempre. Que siempre debemos estar vigilantes», añadió Biden en un comunicado.

Trump canta victoria: «Empezamos»