martes. 31.01.2023
El potencial científico también ha influido para acoger una sede que dirige Isidro de Celis

El atractivo comercial hace que Honduras fije en León el consulado de la comunidad

Su trabajo se realiza en nueve áreas y presta especial atención a las misiones sociales
El presidente de Honduras, Ricardo Maduro y el cónsul Isidro de Celis
Estrechar lazos comerciales, culturales, sociales y científicos. Con esta premisa nace el Consulado de Honduras en Castilla y León, cuya sede se ha ubicado en la capital leonesa. Al frente del mismo estará Isidro de Celis. Una aventura que, según relata el cónsul, comenzó hace quince meses cuando conoció a la embajadora de Honduras en España, Leila Odeh de Scott. «Empezamos un proyecto ambicioso que ha estado supervisado en todo momento por ella y por el presidente de Honduras, Ricardo Maduro», manifestó de Celis que resaltó la importancia que la Diputación Provincial ha tenido en la consecución de este objetivo. «Es un honor muy grande que el gobierno hondureño haya elegido a un leonés para representar a su país en Castilla y León», aseveró el cónsul, al tiempo que explicó que la elección de León como sede del consulado en la comunidad se debe, fundamentalmente, a la historia que une a esta ciudad con aquel país y al potencial empresarial que tiene la provincia. De Celis añadió que la columna vertebral de un consulado, según establece la ley, es la protección de los ciudadanos hondureños en la comunidad, alrededor de 200 censados, y velar por los intereses de aquel país. Colaborar con la ULE Sin embargo, también explicó que el consulado «tiene la obligación de potenciar los lazos culturales, comerciales y científicos de León y de la comunidad, con Honduras». En este último aspecto recordó la importancia de la Universidad de León y la trayectoria investigadora de sus facultades, especialmente alguna como la de Veterinaria. Además añadió que «en un futuro no muy lejano se realizarán misiones comerciales importantes». De hecho hizo referencia a los primeros contactos que ya existen con algunos empresarios de la provincia para estrechar los lazos comerciales con Honduras, que se podrían traducir en la ampliación de mercados o en inversiones en los sectores productivos hondureños. Estructura El consulado también nace para potenciar asociaciones culturales que tengan como fin exportar o intercambiar la cultura hondureña y la de Castilla y León. Isidro de Celis también destaca el carácter social de las actividades que se organicen desde el consulado, en la línea de las que ya ha acogido la capital leonesa referidas a la ayuda a los hondureños más desfavorecidos, especialmente los niños. No hay que olvidar -manifestó- que el consulado es un tentáculo más de la embajada «y está siempre a disposición de las misiones que ordena el jefe de la diplomacia hondureña». El Consulado de Castilla y León tendrá su sede en la calle Alfonso V, que se inaugurará próximamente, y está dividido en nueve áreas que ocupan otras tantas personas: economía y hacienda, arte y patrimonio, justicia, administraciones públicas, relaciones institucionales, protocolo, asuntos sociales, comercio e industria y prensa e imagen. Un proyecto que -resalta- no hubiera sido posible sin el apoyo incondicional de todas las instituciones, desde el Ayuntamiento de León hasta la Junta de Castilla y León o las cámaras de comercio de León y Astorga y las asociaciones de empresarios, Fele y CEL. Isidro de Celis es el primer leonés al que se el hace entrega del «exequátur» en los últimos 410 años. Es un documento, emitido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, que acredita el título de cónsul.

El atractivo comercial hace que Honduras fije en León el consulado de la comunidad
Comentarios