martes. 31.01.2023
undefined
Los nuevos métodos para robar en viviendas ya tienen nombre. DL

La Guardia Civil investiga a dos vecinos de Vizcaya, de 31 y 41 años y localizados en Valladolid, como supuestos autores de nueve robos en viviendas, parte cometidos en Burgos y Valladolid y tres de ellos en grado de tentativa, desde el pasado mayo, a través de los métodos de “Bumping”, “Lockpiking Impressioning” y “Resbalón”.

Según ha informado la Comandancia de Gijón, los investigados, que cuentan con antecedentes policiales, pertenecen presuntamente a un grupo criminal de origen argelino, afincado en el País Vasco y especializado en robos en domicilios de Asturias, Vizcaya, Cantabria, Burgos, Valladolid y Logroño.

La operación, denominada “Lion” se inició en el mes de mayo a raíz de la denuncia de un vecino de Ribadesella que fue víctima del robo de una caja fuerte que contenía 20.000 euros y joyas.

Los agentes constataron, a través del visionado de cámaras y gracias a la colaboración ciudadana, la presencia de dos personas que iban a bordo de un turismo Peugeot 207 de color gris que levantaron las sospechas por no pertenecer a la localidad.

A esta denuncia se sumaron otras cinco por robos consumados y dos tentativas en Ribadesella, Llanes, Cangas de Onís y Arriondas donde los autores se llevaron dinero y joyas principalmente, aunque también monedas de colección, una consola de videojuego e incluso un altavoz.

En todos los casos coincidía que las viviendas estaban ubicadas en edificios de alturas superiores a las cuatro plantas y su acceso había sido en su mayoría a través de las técnicas del “resbalón”, “bumping” y “Lockpiking Impressioning” cuya característica principal es la ausencia de daños evidentes en los bombines o cerraduras.

El “Bumping” se caracteriza por utilizar una llave tallada especial que pueda entrar en todas las cerraduras y que tras aplicar tensión mediante golpe desbloquea los cilindros de la cerradura, mientras que el “Lockpiking Impressioning” consiste en el empleo de llave falsa que con un sistema especial se amolda a los cilindros interiores de la cerradura y una a vez dentro, se aplica presión de lado a lado hasta que se produce el giro total del bombín.

Por su parte, a través del sistema del “resbalón”, los autores logran acceder al interior de la vivienda tras deslizar una lámina plástica entre el marco y el pestillo de la puerta.

Los dos investigados actuaban en núcleos urbanos, abandonando la zona o población una vez llevan a cabo su objetivo.

Para cometer los robos realizaban los desplazamientos en vehículos legales, que cambiaban para dificultar su localización, siendo en esta operación los dos coches utilizados un Peugeot 207 gris, y un Renault Scenic color oscuro.

La Guardia Civil ha trasladado las diligencias al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas de Onís.

Bumping, Lockpiking", Impressioning” y “Resbalón”: así son los nuevos métodos de robo...