sábado 19.10.2019
FIESTAS LEÓN

Qué comer en las fiestas de San Juan y San Pedro de León

Fiestas San Juan y San Pedro León 2019: Qué comer estos días festivos en la capital leonesa sin arrepentimiento alguno
Qué comer en las fiestas de San Juan y San Pedro de León

Qué comer en León durante las Fiestas de San Juan y San Pedro: aquí tienes cinco platos típicos que debes probar, sí o sí, estos días en la ciudad. 

Si ya conoces el programa de fiestas de San Juan y San Pedro 2019 en León y has decidido darte una vuelta y disfrutar de todas las actividades y conciertos programados, seguro que también te estarás preguntando qué podrás comer en León.

Hace no mucho te contábamos dónde comer en la capital leonesa y hoy te queremos hacer cinco sugerencias de platos típicos que podrás degustar durante estas fiestas.

Toma nota y prepárate para sumergirte en un universo gastronómico peculiar que seguro te enganchará.

1. Tortilla guisada

La tortilla guisada es uno de esos platos típicos de León que intentarás hacer en tu casa una vez la hayas probado en alguno de los bares o restaurantes de la capital.

La receta es muy sencilla y su origen se remonta a aquellos tiempos en los que se creaban menús a base de sobrantes de comida de días anteriores.

A 30 kilómetros de León, en Valdevimbre, existen numerosos restaurantes en donde se preparan las mejores tortillas guisadas de León. 

Qué ver en León: 8 lugares imprescindibles en tu escapada

 

La tortilla guisada consta básicamente de una tortilla preparada el día anterior y un buen sofrito que puede ser picante o no, según el gusto de cada uno.

2. Bacalao al ajoarriero

Es una de las recetas más sencilla y fácil de preparar de la gastronomía leonesa

Su origen no está realmente claro, pero por la denominación de ajoarriero, se puede pensar que se trata de una receta asociada a los arrieros, que eran los transportistas tradicionales de la península ibérica.

Etapas del Camino de Santiago desde León: Itinerario y albergues donde alojarse 

 

Estos viajeros incansables se encargaban de llevar mercancías desde la costa hacia el interior de la península y, por ello, el bacalao en salazón era una buena forma de conservar un alimento como este durante varias semanas de trayecto.

Los maragatos eran también expertos arrieros que se recorrían todo el país con sus mulas.

3. Botillo del Bierzo

Qué sería de nuestra visita a León sin haber comido un buen botillo del Bierzo. A pesar de que se trata de un plato que nos apetece un poco más en invierno (por su aporte calórico) no podemos dejar de recomendarlo en una visita a León.

Especialmente en estas fiestas, que según parece por las previsiones metereológicas, no sufriremos los calores del clima típicos de la época, probar el botillo del Bierzo puede ser nuestra gran oportunidad.

La historia de este manjar tiene muchas versiones. Desde un origen romano ( botellus) hasta otros que dicen que los primeros en crear este botillo fueron los monjes del Monasterio de Carracedo

4. Cocido maragato

Se trata de un cocido que tradicionalmente alimentaba a los trabajadores del campo en una sola comida para un duro día de trabajo.

El cocido maragato consta básicamente de los elementos del campo, sopa, berza, garbanzos y siete carnes.

Existen muchas opciones para degustar un buen cocido maragato en León, pero si queremos "ir por el libro" debemos acercarnos hasta el Castrillo de los Polvazares.

Castillo de Ponferrada: horarios, qué ver y qué hacer en la fortaleza templaria

 

Este pueblecito, que presume de servir el mejor cocido maragato de León, se encuentra a 54 kilómetros de León, en plena comarca leonesa de la Maragatería.

De hecho, degustar este manjar en el Castillo de los Polvazares es uno de los planes recomendados por Calleja en León, un motivo más para lanzarnos con esta visita.

5. Sopas de truchas

Cerramos nuestra lista con una sabrosa sopa de truchas.

Se trata de uno de los platos tradicionales de la gastronomía leonesa, y nunca falta en las cocinas de los restaurantes de la capital, pero sobre todo en la zona del Órbigo.

Nos encontraremos con una sopa espesa y de origen humilde. Se elabora con truchas de León y pan de hogaza de la zona.

Aunque es un plato principal, en algunos locales se sirve como tapa, sobre todo en el Barrio Húmedo. Así que hay que animarse y probarla en su versión tapa para luego, si nos gusta, repetir en uno de los restaurantes de la capital.

Qué comer en las fiestas de San Juan y San Pedro de León