miércoles 25/5/22
                      Debate a cuatro sobre las perspectivas del turismo, entre ellos el gerente de Expedia. FERNANDO OTERO
Debate a cuatro sobre las perspectivas del turismo, entre ellos el gerente de Expedia. FERNANDO OTERO

Tras admirar la Catedral, San Isidoro y el Parador, que llegaron a «‘tocar’ para comprobar que no era de cartón piedra como Las Vegas», los 200 participantes llegados de 26 países a la Cumbre Mundial de Asociaciones de Agencias de Viajes que se celebró en el Auditorio, se marchan «con buen sabor de boca, tras tapear en la ciudad y encantados por el nivel cultural y gastronómico de la ciudad», reconoció el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje, Carlos Garrido.

En el balance de las conferencias y sesiones de trabajo de esta sexta cita, Garrido destacó la puesta en común de experiencias y la idea de apoyarse entre todos para acelerar la recuperación, que fía a «reforzar la seguridad de los viajes, la sostenibilidad y la digitalización». También constataron que aunque la población «tiene ganas de viajar» y el turismo doméstico ha vuelto a despegar, «la recuperación va más lenta de lo previsto y no se alcanzará hasta 2023. Somos el sector con más trabajadores en ERE».

Recordó que durante los tres años anteriores a la pandemia el sector de las agencias de viaje tenía un crecimiento sostenido de más 7%, por lo que se podía considerar un sector sano, e insistió en que lo único bueno que se puede sacar de la crisis sanitaria es «la relevancia de su papel en los peores momentos».

«La gente tiene muchas ganas de viajar pero desgraciadamente para nosotros esto no es suficiente porque el turismo nacional solo representa el 25% de nuestra facturación, el resto va todavía mucho más lento y la facturación sigue por debajo del 50%», indicó. Valora que por fin se ha entrado «en la senda de la reconstrucción», lo que a su juicio permitirá que muchas empresas puedan subsistir y «pasar esta mala pesadilla cuanto antes».

La Cumbre también avala el cambio de hábitos de los turistas, que ahora buscan espacios abiertos y huyen de las aglomeraciones, por lo que considera que en ese escenario el papel de las agencias de viajes «cobra todavía más relevancia», al informar a los clientes de las restricciones y limitaciones que pueda haber en cada destino y también de la nueva movilidad para conseguir que su viaje sea una experiencia favorable.

Garrido se mostró favorable al pasaporte covid como «herramienta para ordenar, ya que cada país tiene una norma y el pasaporte viene a poner un poco de orden y puede favorece el tránsito de viajeros».

Cambios en el viajero

Rafael Murillo, director de Iberia Cards, moderó el panel sobre Cambios en el viajero del futuro tras la pandemia, en el que participó además Alfonso Paredes, vicepresidente de Expedia; Andy Harmer, director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros; Luis Araujo, presidente de la European Travel Comission, y Alessandro Braga, director de Viajes de AON, quienes ven que el principal cambio se ha dado en la conciencia del riesgo y de los productos que contratan. «Antes los turistas tenían una baja percepción de los riesgos, nadie se leía los seguros, se daba por sentado que lo cubrían todo. Ahora son mucho más conscientes de lo que contratan y exigen tener más información». La Cumbre convirtió a León en el foco de atención de las agencias de viajes y de los máximos representantes del sector.

La Cumbre Mundial fía la recuperación del turismo a viajes seguros y digitalizar
Comentarios