jueves 19/5/22

Diez abre la puerta a la vía judicial ante el temor a perder la agrupación socialista

El alcalde anuncia un proceso para depurar afiliaciones irregulares que explicarían el volteo en el apoyo a su gestión
Cendón y Diez, en una foto de archivo. MARCIANO PÉREZ
Cendón y Diez, en una foto de archivo. MARCIANO PÉREZ

El alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, afirmó ayer que en caso de no refrendar los afiliados de la asamblea del PSOE su gestión, durante la reunión convocada para esta tarde, impugnará el resultado de la misma e incluso recurrirá a los tribunales «si fuera necesario».

El regidor socialista y actual secretario general de la agrupación del PSOE local de León explicó que la actual situación es «anómala y extraña», además de insistir en que ha dado todos los pasos internos para la depuración de las irregularidades en las afiliaciones, que ha cifrado en unas doscientos personas que «no trabajan ni viven en León».

El alcalde ha denunciado que está siendo víctima de una campaña de acoso promovida por la dirección provincial de su partido, que controla Javier Alfonso Cendón, que es la que ha alentado una candidatura alternativa encabezada por Pilar Carnero con el objetivo de apartarle del poder orgánico de la formación, y afirma que las posibilidades de éxito de su rival se basan en una campaña de afiliaciones irregulares.

En la víspera
El regidor socialista habla de impugnar la votación de la asamblea y de acudir a los tribunales

Ese procedimiento, según estima el alcalde de León, será la única opción que tiene la candidatura impulsada y defendida por Javier Alfonso Cendón de voltear el control orgánico que hasta ahora ostenta José Antonio Diez en la agrupación leonesa. Las afiliaciones irregulares pudieron haberse producido desde meses atrás, con personas procedentes de diversos puntos de la provincia y otros lugares más remotos.

En el caso de que esas afiliaciones irregulares no sean depuradas por los órganos del partido y de que su gestión no se vea respaldada por la Asamblea y sea reelegido como secretario general de la misma, anunció ayer que se verá obligado a impugnarla y, una vez agotadas las vías internas del partido, recurrir a los tribunales.

La apertura de la vía contenciosa se interpreta desde la facción contraria, la que se parapeta en el apoyo de la ejecutiva provincial socialista, que aglutina a algunos cargos orgánicos y orgánicos vinculados a la gestión de la Diputación de León, como un detalle de que el alcalde de León sabe de antemano que tiene perdida la batalla en la elección.

El regidor lamenta que la militancia socialista no entienda esta situación, la embestida que ha recibido del secretario provincial, avalada por la ejecutiva federal, «porque no la entiende nadie».

En este sentido, Diez ha destacado que ve a los militantes «positivos y reactivos» para seguir apostando por un proyecto que se inició hace una década y que llevó al PSOE a la alcaldía de León.

Posición
«Agradezco el apoyo recibido por mi defensa de los intereses de León, por encima del partido»

Diez volvió a insistir en el agradecimiento al apoyo mostrado por todos los militantes y de las personas que a pesar de no ser votantes socialistas «han reconocido mi defensa de los intereses de León por encima de los intereses de mi propio partido». Por otra parte, ha asegurado que dependiendo del resultado de la Asamblea de este miércoles las soluciones serán «unas u otras».

«Si la militancia respalda mi gestión, lo cual sería difícil de no entender después de haber llegado a la alcaldía, seguiremos apostando por el actual proyecto», relató en la comparecencia Diez, quien también recalcó que si el resultado es el contrario será «porque la lista esta dopada».

«Si finalmente no se da el visto bueno a mi gestión habrá que abrir un nuevo tiempo en el PSOE con un nuevo proyecto», concluyó el alcalde. En siete días, el PSOE de León se ha colocado en el brete de la incertidumbre más absoluta; con un enfrentamiento abierto, público y aireado, entre el alcalde de León y la facción oficialista seguidora de las recomendaciones del secretario provincial, que no ha cesado ni con las llamadas a la calma y el consenso realizadas por dirigentes del partido en otros estamentos, o figuras políticas a las que se les supone ascendencia en la formación.

El último en abogar por un acuerdo y serenar los ánimos que preceden a la celebración de la asamblea fue el secretario autonómico del partido, Luis Tudanca, que recurrió a la expresión gráfica del agua y la gasolina para aludir a la situación de guerra abierta que acomete al partido en León, territorio en el que maneja más apoyo electoral entre toda la autonomía. Tampoco caló la recomendación de Zapatero para calmar el ambiente bélico que precede la celebración de la asamblea local del PSOE en la capital leonesa, que lleva una semana en la primera fila de la actualidad política leonesa, y que se desató una vez que desde la ejecutiva provincial se impulsó la candidatura de Pilar Carnero, a la que se le supone una postura más ortodoxa y apegada a los principios orgánicos y la defensa del mapa autonómico actual, y la pertenencia de León a la actual comunidad autónoma, con la que Diez ha mostrado severas discrepancias en posicionamientos institucionales y administrativos.

El enfrentamiento se viste también con el recuerdo de las sonoras reivindicaciones del alcalde ante la política del Gobierno del PSOE en León.

Diez abre la puerta a la vía judicial ante el temor a perder la agrupación socialista
Comentarios