jueves 26/5/22

No hay tregua en la guerra del PSOE leonés. Al menos por ahora. Aunque a media mañana el alcalde convocaba a la prensa a la puerta del consistorio para publicitar que veía, tras la reunión mantenida con la secretaría de Organización federal ayer en Madrid, "mucha voluntad" para "poder subsanar y solucionar" el problema de las afiliaciones, el aparato se descolgaba apenas una hora después con un comunicado oficial en el que desmentía que haya "ninguna irregularidad en el censo de militantes" y reiteraba su "confianza en el trabajo de la dirección provincial y en su secretario general", Javier Alfonso Cendón. 

El comunicado enmienda por completo la convocatoria en la que Diez hoy ya no sentenció de manera directa como "irregulares" las afiliaciones, sino que apostilló que es su "entender". Aunque dentro de esta nueva postura más conciliadora, anterior a la comunicación oficial de Ferraz, José Antonio Diez había vuelto a retar a su partido a que "para ser candidato al Ayuntamiento de León es necesario, como pasa en todos los estamentos del partido, ostentar también el poder orgánico: ser secretario de la agrupación local".

"Les he dicho que no vería a Pedro Sánchez de presidente del Gobierno y a otra persona de secretario federal. Quien tiene la acción institucional tiene que tener también la capacidad de la acción política y orgánica. Es el mayor punto de controversia que existe", concedió el regidor, quien incidió en que "hay otra propuesta avalada por el secretario provincial en la que se pretende" que él deje de "ser secretario local". "Para mí es un tema innegociable", remarcó.

Diez insistió en que la reunión fue "bastante positiva", algo que quedó desmentido luego, aunque matizó que "otra cosa es en qué pueda acabar". El alcalde puso en boca de la federal que "en el PSOE son conscientes y están de acuerdo en que no hay para el partido un mejor candidato" que él. Pero insistió en que Ferraz debe actuar "sobre todo cuando esta acción de intentar, entre comillas", derrocarle dentro de la agrupación local "viene sustentada por un número muy importante, superior al centenar, cerca de las 200 afiliaciones" controvertidas. "A mí entender, a mí entender, están carentes de la regularidad y formalización que exigen nuestros propios estatutos. Ellos quizá lo ven de otra manera, pero alguien al final tendrá que dilucidar si es así o no. Se han abierto, y así me hizo saber el secretario de Organización, a una revisión de esas fichas por si hubiera alguna cuestión anómala o irregular, cosa que me parece correcta, y si no lo hubiera también me parece correcta que figuren en el censo", señaló el alcalde.

undefined
José Antonio Diez, en su encuentro de hoy con los medios. RAMIRO

Las afiliaciones controvertidas a su "entender"  deberían de "haberse incorporado como afiliados directos, no como de derecho de la agrupación". "El afiliado electo es una persona que puede provenir de cualquier punto geográfico, que quiere militar entre comillas en una agrupación, pero que sus derechos se llevan al ámbito federal. Cuando hay procesos de ámbito federal pueden participar, pero cuando son de ámbito local, no pueden", describió Diez, quien mantuvo que "ha habido muchas que en base a los estatutos no clarifican o no demuestran que su domicilio o su centro de trabajo esté en esta ciudad". "No tiene sentido que alguien que viva en Málaga o en Páramo del Sil venga a decidir aquí. Si no vive en León, ni trabaja en León, ni es de León, cómo va a venir a decidir sobre el proyecto de ciudad y de una agrupación de León. Ahí están básicamente las discrepancias que yo creo que se podrán subsanar y solucionar", admitió.

Lejos de la postura más beligerante del miércoles, antes de la reunión, Diez concedió que Santos Cerdán y su equipo quieren "desmarcarse completamente de esa etapa" anterior, dirigida por Ábalos pero en la que su mano derecha era el actula secretario de Organización, porque "estos problemas de las afiliaciones no están sólo aquí, sino en otros municipios de aquí y de otras provincias. Desde este convencimiento de que "el compromiso es intentar dar luz y claridad a ese censo", el líder del PSOE local confió hoy en que "antes del miércoles se haya llegado a un acuerdo y un consenso bueno para todos: para el partido y para los leoneses por encima de todo". Desde esta posición apuntó que está "abierto a una integración", aunque "primero" tienen que "ver la posición que adopta" la candidatura de Pilar Carnero "respecto a si quiere hablar para integrarse o como hasta ahora si quiere enfrentarse". "Si vienen a hablar conmigo no habrá ningún problema, pero no quieren hablar conmigo, sino enfrentarse porque quieren que no sea el secretario de la agrupación local; ese es su objetivo", analizó.

Con esta mano tendida, pero en la que debe ser la otra candidatura quien dé el paso, el regidor defendió "es necesario llegar a un acuerdo no tanto en favor y beneficio del PSOE, sino de los ciudadanos". "En beneficio de la ciudad y del proyecto que el PSOE, con mi equipo y conmigo a la cabeza, hemos iniciado hace unos años, de transformación, de modernización, de dar otro perfil a la ciudad tantos años anquilosada y parada. Eso es lo que tiene que prevalecer por encima de todas las decisiones", publicitó Diez, quien dio rienda al discurso de que está "aquí para trabajar por los ciudadanos", porque es "el primer servidor público de esta ciudad". "Tenemos que orientar todas nuestras decisiones y acciones, más allá de las peleas y guerras internas, que no son nuevas sino que siempre han existido en este y otros partidos, en los ciudadanos y defender y luchar por León", se alargó.

La carta de acudir al "aparato a nivel federal, en Madrid" busca que desde Ferraz paren a Javier Alfonso Cendón, en quien la dirección nacional confirmó después su confianza. Diez admitió que no ha "hablado nada" con el secretario provincial, pero atribuyó la iniciativa a la otra parte. "No se ha dirigido a mí para nada, algo que debería ser lo normal si está auspiciando una candidatura. Cuando de alguna manera habíamos llegado a una especie de entendimiento de que estamos en una situación buena: controlamos la Diputación y la gobernamos, gobernamos el Ayuntamiento, no son momentos peleas, ni de luchas, sino de trabajar por la ciudad, por las provincia. Si él no lo entendía así y no es una persona que cumpla la palabra, lo mínimo es que diga que va a hacer esto y no que te enteres por los medios...", lamentó el regidor, quien sentenció que no tienen "relación" con su compañero.

Ante las preguntas planteadas, Diez aseguró que no lamenta no haberse "presentado al congreso provincial". "Estoy bien donde estoy. Mi proyecto está en esta ciudad, con mis vecinos, con las grandes transformaciones, con los proyectos a medio y largo plazo... Querer haber sido secretario provincial habría tenido un sentido de ganar poder o cuota en algo. No es mi objetivo. Se lo he dicho al secretario de Organización: mi ambición política personal acaba donde estoy. No tengo interés en ser diputado, ni senador, ni ministro, ni nada. Quiero ser alcalde de mi ciudad mientras los ciudadanos me respalden", lanzó como arenga de precampaña.

Sin salirse del guión, que luego alteraría por completo el comunicado remitido desde Ferraz, Diez se enrocó en que su "objetivo sin lugar a dudas es ser candidato por el PSOE". "Es el partido en el que políticamente me he desarrollado, en el que tengo una larga tradición propia y familiar y en el que estoy muy cómodo y a gusto. Otra cosa es que el partido decida que José Antonio no es el que representa el proyecto político que quieren para León porque piensan que hay otras personas que lo tienen que hacer", reseñó el líder local socialista, quien valoró que "lo entendería" como que no es su "sitio y no debería estar ahí".

"Le recuerdo al partido que si realmente se produce una confrontación el próximo día 4 y se permite que ese censo no se haya depurado, entenderé que no es sólo una acción del secretario provincial sino también de Ferraz. Por tanto, que el partido no quiere contar conmigo", retó, antes de afirmar que "si se diera esta hipotética situación y, dentro de esa hipótesis, que no ganara la agrupación", para él "lo más importante es León y los leoneses, seguir trabajando por los ciudadanos". "Si mi partido considera que no soy la persona adecuada, mi obligación en el proyecto que hemos iniciado es intentar darle continuidad. Un alcalde es un gestor, un servidor público, que se debe por encima de todos a sus vecinos, sus ciudadanos y su ciudad, y eso lo he trasladado por activa y por pasiva durante mucho tiempo", amenazó.

Diez reta ahora al PSOE a que frene a Cendón si quieren que sea el candidato al...
Comentarios