martes 24/5/22
undefined

A la puerta de entrada de la asamblea, el alcalde de León, José Antonio Diez, aprovechó para arengar a la militancia “inteligente” a que escoja y decida entre la candidatura de Pilar Carnero, “impulsada desde la secretaría provincial y apoyada por los órganos autonómicos y nacionales”, y la suya, que apuesta por “continuar con el proyecto empezado hace diez años y que logró la Alcaldía”. “Vivimos una situación que es fruto de que haya sido un alcalde que ha antepuesto los intereses de la defensa de León por encima de los intereses de mi partido”, atacó el regidor, quien insistió en que sabía cuándo aprobó “la moción de la autonomía leonesa” y cuando se enfrentó al guardaespaldas del ministro y al propio Abalos que esto iba a pasar”. 

Diez recalcó que la situación se da “única y meramente por haber defendido a León” y anunció que va a “ser alcalde hasta 2023”.  “A partir de entonces, en función de lo que pase, se verá”, concedió el regidor, quien en contra de lo anunciado ayer no quiso hablar de la vía judicial. “Ahora no toca. Primero vamos a agitar el cauce interno”, respondió. 

El regidor señaló que “es una situación que en nada beneficia al PSOE” y advirtió de que “habrá quien deba rendir cuentas de lo que a partir de ahora acontezca”. La alusión prologó la parte del discurso en la que insistió en que la asamblea se produce con una “militancia adulterada” que hace que “vaya a votar más gente del Bierzo que de León”. “Si la militancia, que es soberana, decide que tiene que haber otro, daré un paso atrás”, expuso, antes de avisar de que sí logran “la victoria habrá que depurar las responsabilidades en el ámbito provincial, autonómico y, por qué no decirlo, en el nacional”. “A veces el dopaje se hace mal y el voto es secreto”, dejó caer.

Diez avisa de que “va a votar más gente del Bierzo que de León”