viernes. 03.02.2023
ASUNTOS MUNICIPALES

Diez prorroga el presupuesto para ganar margen de maniobra de cara a las elecciones

El Ayuntamiento parte con 135 M€ para afrontar el ejercicio y un margen de más de 16,1 M€ para planear inversiones
                      El Ayuntamiento retomará las obras de Carreras en los próximos días para que estén listas durante la primavera. RAMIRO
El Ayuntamiento retomará las obras de Carreras en los próximos días para que estén listas durante la primavera. RAMIRO

Sin mayoría absoluta, ni siquiera voluntad para concitar los apoyos necesarios que superen la barrera de los 14 votos, el Ayuntamiento de León entra en el año electoral con el presupuesto prorrogado. No habrá cuentas propias para el ejercicio 2023. No le hace faltan al equipo de gobierno del PSOE, liderado por José Antonio Diez, que ha decidido prescindir siquiera de la pantomima de abrir negociaciones con la UPL, como llevó adelante en los tres ejercicios anteriores, para contar con mayor flexibilidad en el gasto. El alcalde dispondrá de 16,1 millones de euros para inversiones reales, dentro de los cuales cerca de 5 millones de euros no tienen finalidad fijo definido, sino que podrán utilizarse como colchón para proyectos que incorporar, con el horizonte de los comicios del 28 de mayo como escaparate en el que exhibirlos.

La prórroga del presupuesto tan sólo aporta un ligero ajuste de las cantidades. Frente a los 137,34 millones de euros aprobados para 2022, las cuentas disponibles asientan poco más de 135 millones de euros. La diferencia se queda en las transferencias de capital que se reciben de otras administraciones y que, para este ejercicio, no tienen continuidad. Sí que se garantizan las que tienen sustento en compromisos plurianuales, como el convenio de servicios sociales con la Junta, que apunta una entrada de más de 5 millones de euros para atender prestaciones asumidas por la administración municipal, aunque sin que esta ayuda cubra el 100% del coste.

Urnas el 28 de mayo

El PSOE ni siquiera ofreció esta vez la posibilidad de pactar el presupuesto a la UPL como hasta ahora

Aun con esta merma, el margen de maniobra que tiene el gobierno municipal es más que amplio. Pese a que en el decreto de prórroga se marcan unos gastos de 130 millones, los responsables municipales cuentan con los 5 millones de euros de la diferencia sobre los ingresos para jugar a su antojo. Diez sólo necesitará incorporar vía modificación de crédito el proyecto concreto o, en su caso, el gasto en bienes y servicios, y llevarlo adelante, con el único condicionante de cara a las elecciones de tener que acelerar la tramitación administrativa para que dé su fruto antes de finales de mayo.

El lienzo vacío que se le abre a Diez se complementa con los contratos que sustentan servicios externalizados y privatizados, gracias a los cuales puede saltarse la tramitación administrativa que requeriría tener que sacar a contratación determinadas actuaciones. En esta estrategia se inscribe el plan de mantenimiento de la ciudad, que cuenta con un bolsa de hasta 4,3 millones de euros anuales con cargo a la cual el gobierno municipal encarga, a la carta, el asfaltado de las calles, la renovación de las aceras, los arreglos puntuales e, incluso, actuaciones como la reurbanización de la avenida Europa.

Flexibilidad

El capítulo de inversiones cuenta con un colchón de 5 millones para dedicarlos a nuevos proyectos

La misma mecánica se sigue con el contrato de jardines, también cifrado en 4,3 millones de euros al año. A su cargo ya este pasado año se endosaron los 623.581,61 euros de la reforma iniciada en el parque de Juan Morano y, para 2023, vuelve a contar con flexibilidad para incluir nuevas actuaciones.

La disponibilidad de todo este dinero para inversiones no evita que la prórroga garantice además el resto de gastos. El personal se mantendrá como el principal capítulo, con 69,5 millones de euros, más del 60% del total, y las transferencias corrientes contarán con 10,7 millones para atender a subvenciones, convenios y acuerdos con entidades sociales, deportivas y culturales. Las cuentas recogen además los 13,5 millones de euros para el pago de la deuda financiera, los 582.139,24 euros de los intereses y los 1,3 millones del fondo de contingencia y otros imprevistos.

Diez prorroga el presupuesto para ganar margen de maniobra de cara a las elecciones