miércoles 20/1/21

Educación financiera y lucha contra la exclusión

Uno de los objetivos de los montes de piedad desde su concepción hace ya varios siglos es luchar contra la exclusión financiera. Una filosofía que sigue al frente de la tarea que desarrollan estas instituciones. Y que llevan a cabo no sólo a través de la concesión de créditos que pretenden ayudar a sus clientes, y con ello luchar contra las distintas formas de usura que se han instalado en la economía a lo largo de los tiempos. «La educación financiera es una actividad que hemos rescatado con fuerza en los últimos tiempos, y en la que seguiremos volcados», explica el director general de Fundos. «No sólo es uno de los principios fundacionales de estas instituciones, sino una de las áreas de actuación preferente tanto de la Ceca como de Funcas; y del Banco de España. Es importante porque el crédito del monte de piedad es una forma de luchar contra la exclusión financiera, y precisamente la educación financiera es la mejor herramienta para evitar que una persona que en el futuro pueda encontrarse en una situación comprometida desde el punto de vista financiero caiga en las garras de esa usura».

Ramón Alba señala también que los montes de piedad son un recurso para aquellas personas que no pueden acceder a los créditos habituales del sistema bancario, y estas entidades les ofrecen posibilidad de obtener financiación a precio razonable y sin caer en situaciones de estafa.

De hecho el director de Montecyl hace hincapié en los casos que encuentran de personas que antes han acudido a algunas empresas de compra de oro y joyas o han accedido a las tarjetas revolving para financiar sus momentos de necesidad. «Y se han visto atrapadas en situaciones complicadas, en las que sus deudas en lugar de desaparecer crecen».

Un lugar seguro

Alba recuerda también que los montes de piedad son utilizados por muchas personas como mecanismos de seguridad para proteger sus joyas. «Tienen miedo de que se las roben si las tienen en casa, así que las traen al monte de piedad y guardan el dinero que se les da. Mientras, por el pago de unos intereses que no son muy altos, nosotros custodiamos las piezas, que como en todos los casos pueden ser rescatadas en cuanto se desee».

Educación financiera y lucha contra la exclusión
Comentarios