lunes. 03.10.2022

Leixoes encumbra la plataforma de Medina del Campo y ahoga el sueño logístico de León

El desarrollo del centro ferroviario de mercancías extiende el Corredor Atlántico a 200 kilómetros de Torneros

Ninguno de los proyectos sobre sueños logísticos que tenía León han dejado de tener réplica en Valladolid. Se incluye el emplazamiento de las terminales ferroviarias de mercancías, que iban a ser la extensión del puerto portugués de Leixoes en el noroeste, que va a resultar la avanzadilla de actividad intermodal del Atlántico, aunque fuera del noroeste.

No hay sueño logístico de León que no tome forma a doscientos kilómetros al sur, fuera del encuadre territorial para el que era concebido, y ahora se eleva como una realidad de futuro del que no va a participar el desarrollo social y económico de la provincia leonesa. Como estaba previsto, también.

El exponente de esta traslación de actividad comienza a elevarse ya sobre el recinto ferroviario de Medina del Campo, donde se dan los primeros pasos para levantar la central de contenedores que llegó a dibujarse sobre los primeros retazos del boceto inicial con el que se plasmó en papel y en plano aquella idea primigenia de Torneros, Torneros terminal, Torneros con entrada intermodal para trenes de mercancía, que ha perdido cuerpo a medida que avanzaban los años y la idea no salía de los cajones de las administraciones. Lo que se despeja en Medina del Campo es el fondo de pantalla que se ofreció innumerables veces como palanca de la plataforma de Torneros, complemento y exponente dinamizador del negocio logístico que iban a mover los trenes camino al norte y al noroeste, camino a Europa, con el emporio de la ribera del Bernesga como filtro principal.

Apoyo político
El desarrollo logístico en Medina se inicia meses después de la elección del puerto portugués

La plataforma del Medina del Campo se pone en marcha en tiempo récord desde que el Gobierno portugués desveló que los planes de extensión de las arterias del Corredor Atlántico se iban a quedar muy lejos de León, del noroeste, por tanto, y que su central de cabecera de transmisión de actividad del puerto marítimo hacia tierra adentro iba a localizarse en el centro de Castilla. La máxima autoridad del puerto de Leixoes se encargó hace un año de aclarar que la estrategia de la principal extremidad del Corredor Atlántico respaldaba la senda central castellana y desmoronaba cualquier posibilidad de éxito de la leonesa.

El avance ya se materializa sobre la red de vías de Medina del Campo, que está a expensas de los permisos correspondientes de Adif para despejar el área, que a simple vista simula un cementerio de vagones del operador público. En pocos días, se culminará la primera fase de la intervención, y se podrá contemplar el espacio destinado al enclave logístico en toda su extensión.

Leixoes llegó a convertirse en término de cabecera en los relatos políticos que dieron rienda suelta para hacer creíble la historia de León como centro logístico del noroeste español, otras vez consagrado en ese cruce de caminos y en la posición estratégica y geográfica envidiable que disfrutó desde la época de la expansión de Roma.

Fin de relato
La extensión de la terminal en Valladolid agota toda opción de un proyecto en León

El impulso de Leixoes encumbra a Medina del Campo en medio de ese triángulo de posicionamiento logístico que localiza en Valladolid todo el repertorio de desarrollo aparejado al tren con el que soñaba León; y remarca la posición expansionista del operador Medway, vinculado al accionariado de las navieras que capitalizan la entrada de mercancías en la costa portuguesa. Medway es una de las firmas con actividad en el transporte de mercancías que más proyección tiene dentro de la red ferroviaria española; con un crecimiento casi exponencial en los últimos años, ya ha emprendido algunas expediciones a esa isla en el desierto del ferrocarril leonés en la que se ha convertido el polígono de Villadangos.

Cuanto más crece ese círculo en Medina del Campo y Valladolid, más se diluye la posibilidad de que la provincia leonesa cuente con un enclave logístico de bajo perfil, ni mucho menos con aquel emporio que se imaginó para Torneros.

En torno al nodo logístico que empieza crecer al sur de la provincia de Valladolid confluyen circunstancias que no se sucedieron para levantar proyectos similares anunciados en León: el apoyo de las administraciones central y autonómica, con declaraciones y presupuesto y financiación; y el respaldo complementario de operadores y empresas privadas que secundan toda fuente de recursos que abre la inversión pública. León tendrá que observar desde lejos otro éxito ajeno.

Leixoes encumbra la plataforma de Medina del Campo y ahoga el sueño logístico de León
Comentarios