sábado. 02.07.2022

León asume el parking de San Marcelo tras 50 años. Hacen falta 2,7 millones para reformarlo

La concesión del histórico primer aparcamiento subterráneo de la ciudad, iniciada el 19 de junio de 1972, vence este domingo
                      El aparcamiento subterráneo de la plaza de San Marcelo, inaugurado en junio de 1972, cuenta con dos plantas. RAMIRO
El aparcamiento subterráneo de la plaza de San Marcelo, inaugurado en junio de 1972, cuenta con dos plantas. RAMIRO

Medio siglo de la ciudad ha pasado por ese estacionamiento con el que, como atestiguaba el ejemplar del Diario de León del 22 de junio de 1972, la capital leonesa adquiría «empaque de gran ciudad». Cincuenta años después de aquella nota, el plazo de concesión del aparcamiento subterráneo de la plaza de San Marcelo vence este domingo.

Tan lejos entonces, la finalización del compromiso hace que el Ayuntamiento sume a partir de ahora un activo por el que ingresar al menos un canon anual que, pese a que se reflejaba en los pliegos, se aceptó que no tuviera que pagar la empresa.

Pero antes de anotar la incidencia de la infraestructura en la cuenta de ingresos, el aparcamiento subterráneo de San Marcelo le generará al Ayuntamiento de León un gasto, aunque podría cargarse dentro del nuevo contrato de concesión que tiene previsto sacar a contratación. El consistorio estima que habrá que invertir 2.697.656,46 euros, con IVA, gastos generales y beneficio industrial incluido», para la ejecución de las «obras para adaptación a la legislación vigente y explotación», como consta en el documento que se aprobará el martes en la comisión informativa de Desarrollo Urbano, en el que se especifica que 792.530,33 euros corresponden a los trabajos en el interior y 123.739,56 euros a los que afecten a la zona exterior.

Las obras actualizarán unas instalaciones pensadas para los vehículos que se fabricaban en los años 70, pero además pulirán la adecuación a la normativa actual de este tipo de instalaciones. El aparcamiento subterráneo de la plaza de San Marcelo, en el que la concesionario invirtió cerca de 300.000 euros hace apenas 10 años para la instalación del ascensor, el cegado de las antiguas escaleras de bajada que había en la plaza y mejoras de accesibilidad, sufrirá una reforma que disminuirá parte de sus plazas.

El anteproyecto de obras se aprobará en la comisión de Desarrollo Urbano junto al estudio de viabilidad para dar cumplimiento al cauce administrativo preparatorio antes de sacar la concesión. La tramitación obligará a demorar todavía la explotación por parte de la concesionaria durante los meses que se tarden hasta resolver el nuevo adjudicatario. Los dos documentos, como se apunta en el expediente, se someterán a información pública durante el plazo de un mes para la presentación de alegaciones.

Este primer paso servirá para sacar a licitación el aparcamiento subterráneo. En la decisión tendrá una parte importante el canon anual que oferten como pago al Ayuntamiento de León las empresas interesadas. Esta condición permitirá al consistorio ingresar una cantidad fija anual sin más intervención, después de que se haya descartado la opción de integrarlo dentro del mismo modelo que rige la ORA, cuyo socio privado, Empark, ya se quedó con la gestión de los aparcamientos subterráneos de Ordoño II y el complejo hospitalario. En ninguno de los dos casos, el consistorio optó por quedarse con la gestión, que también rehusó en el de la plaza Mayor: después de pagar la indemnización de 2,3 millones de euros necesaria para quedarse con su titularidad cobra un canon de apenas 17.000 euros al año.

León asume el parking de San Marcelo tras 50 años. Hacen falta 2,7 millones para...