viernes 16/4/21

Los positivos tras la Navidad igualan ya al primer mes del inicio del curso

Una semana después de que arrancara el curso tras las vacaciones de Navidad se ha alcanzado la veintena de aulas puestas en cuarentena, la misma cifra que se alcanzó cuando se cumplía un mes del inicio de curso. Un dato que pone de manifiesto cómo las reuniones de las fiestas navideñas han tenido sus consecuencias en la tan anunciada tercera ola. De hecho, la Consejería de Educación confinó ayer media docena de aulas — en el colegio de Educación Especial Nuestra Señora del Sagrado Corazón, los colegios Antonio Valbuena, Virgen Blanca y La Palomera, en la capital leonesa, junto con el Campo de la Cruz y el Valentín García Yebra, ambos en Ponferrada— que se suman a las nueve del lunes.

Tras la puesta en cuarentena, los alumnos y el docente del aula afectada tienen que permanecer diez días en casa y tener dos resultados negativos en la PCR. Son las aulas de la etapa de Infantil y las de primero de Primaria las que, por regla, general, se ponen en cuarentena de golpe ya que sus estudiantes no están obligados a llevar mascarilla. Sin embargo, para confinar a un grupo del resto de cursos es preciso que al menos tres de sus miembros den positivo, ya que en estos ciclos los alumnos llevan mascarilla y guardan la distancia de seguridad, por lo que se reducen las pruebas a los contactos estrechos. En lo que va de curso se rozan ya las 150 aulas en cuarentena, de las 2.868 que hay en la provincia.

El sindicato de Enfermería Satse) cree que «gran parte» de los brotes de coronavirus registrados hasta la fecha en los centros educativos «podrían haberse evitado si se hubiera implantado de manera generalizada la figura de la enfermera escolar para realizar las labores de coordinador covid». Satse ve la incidencia en las aulas «muy preocupante» al constatar que «se producen casi cuatro veces más brotes en los colegios e institutos que en los centros sanitarios del país». «La realidad constata, día tras día, que resulta muy necesario que los centros escolares cuenten con una enfermera que, además de atender y proteger a los niños haga una labor preventiva y de vigilancia fundamental en los actuales momentos de pandemia», apuntan.

Piden a las consejerías de Educación y Sanidad que destinen los recursos «necesarios» y prioricen la implantación de la figura de la enfermera escolar, dependiendo de Atención Primaria.

Los positivos tras la Navidad igualan ya al primer mes del inicio del curso
Comentarios