lunes. 28.11.2022

La Semana Santa impulsa al 75% las reservas hoteleras

El sector afronta la primavera con «buenas perspectivas» de ocupación
                      Manuel García confía en que la Semana Santa marque un punto de inflexión para el sector hotelero. RAMIRO
Manuel García confía en que la Semana Santa marque un punto de inflexión para el sector hotelero. RAMIRO

El sector hotelero leonés mira con optimismo la llegada de la Semana Santa y confía en que marque «un punto de inflexión» hacia los buenos datos de ocupación turística. De hecho, el tirón de las procesiones ha impulsado ya las reservas hasta el 75%-80%, según explica el presidente de Unión Hotelera de León y director del Conde Luna y Alfonso V, Manuel García.

La demanda se centra especialmente en el puente festivo del jueves, viernes y sábado santo y no tanto de lunes a miércoles, en que las reservas se nutren con los habituales clientes de empresas y comerciales. «La ocupación durante los primeros días se presenta floja, con un 30-40%, pero alcanza el lleno el Jueves Santo», explica. En sus 27 ediciones de Semana Santa al frente de responsabilidades hoteleras, García reconoce que esas fechas marcan tradicionalmente un alza en las peticiones de habitación, excepto durante los dos años de pandemia.

En esta ocasión, cree que la remisión de la sexta ola y de las restricciones, unido a las ganas de la gente de volver a viajar y disfrutar, se traducirá en buenos resultados para los hoteles. «Esperemos que a partir de ahí cojamos carrerilla, porque los dos años pasados con el bicho fue terrible para el sector y ahora valoramos que se irá levantando cabeza y que disfrutaremos de una aceptable primavera y un buen verano para la actividad hotelera». No obstante, la consolidación hacia los parámetros de 2019 calcula que se alcanzarán en 2023.

García echa en falta promoción turística y cree que si el sector, el Ayuntamiento de León y la Junta se unieran para remar en la misma dirección se notaría mucho y se ensalzarían las grandes cualidades que posee la provincia, tanto a nivel monumental como gastronómico, de naturaleza, cultura e historia. «Toda esa riqueza no la ponemos en valor suficientemente y la unión de todos haría más fuerza para lograr elevar esa cifra de estancia media que se sitúa en 1,4 días, porque León sigue siendo una ciudad de paso y muy pocos se plantean reservar estancias toda una semana».

La provincia encaja en el perfil de tranquilidad, naturaleza, gastronomía y cultura que demandan los turistas tras el covid. Por eso se encuentra «bien posicionado» para encajar en los nuevos hábitos turísticos, según expusieron los expertos del sector llegados de 26 países a la Cumbre Mundial de Asociaciones de Agencias de Viajes el pasado noviembre. Los turistas buscan ahora destinos sin aglomeraciones y con mucha naturaleza y aire libre. Tres cuestiones que reúne León, a las que añade un alto nivel gastronómico y cultural. De modo que a la provincia se le abriría «una oportunidad única» de incrementar el número de viajeros al representar una «alternativa muy positiva y demandada ahora», en opinión del presidente nacional de las Agencias de Viajes, Carlos Garrido.

Cuestión que avaló el responsable de Mercado Inteligente de Forwardkeys, Juan Gómez, quien constató «un interés creciente por destinos tranquilos y de aire libre, lo que es importante en León frente a ciudades grandes, donde ahora el turismo está más paralizado». También sugiere que «con la amplia oferta y tan diversa que ofrece León», debería implementar «el uso de datos como la geolocalización, para lograr repartir por el territorio a los viajeros, romper la estacionalidad y aumentar el tiempo de las estancias».

El presidente de las Agencias de Viajes de la provincia y de CyL, Jerónimo Fernández, admitió entonces que «hay que reforzar nuevas rutas y abrirse al mercado latinoamericano y de EE UU». Cree que los turistas «cuando ven que pueden ir andando a todas partes, que pueden tomar un vino tranquilamente, que existe una seguridad total y que estamos a dos horas en tren de Madrid, León les resulta muy atractivo». Los efectos «devastadores» de la pandemia se notaron en el cierre de siete de los más de 60 negocios en la provincia) y la devolución de 10 millones en viajes suspendidos. El sector espera recuperar los 150 millones de facturación precovid en 2023.

La Semana Santa impulsa al 75% las reservas hoteleras
Comentarios