martes 29/9/20
Ayudas por desempleo

Sindicatos y empresarios piden que se cumplan las promesas de los Erte

UGT, CC OO y Fele llevan a la Junta su «inquietud» por los incumplimientos del diálogo social
En primer término Enrique Reguero (UGT), Juan Loreto (CC OO) y detrás Javier Cepedano (Fele). RAMIRO
En primer término Enrique Reguero (UGT), Juan Loreto (CC OO) y detrás Javier Cepedano (Fele). RAMIRO

La Federación Leonesa de Empresa (Fele) y los sindicatos UGT y CC OO se reunieron ayer con el delegado de la Junta en León, Juan Martínez Majo para transmitirle su «inquietud» por los incumplimientos del diálogo social y encargarle que haga llegar esta preocupación al presidente de la Administración autonómica, Alfonso Fernández Mañueco.

«Hay malestar porque parte de esos acuerdos aprobados luego no se trasladan a la realidad, son sólo humo», reconoció de entrada el presidente de la Fele, Javier Cepedano.

Defendió que el diálogo social debe ser «la base fundamental de todos los acuerdos» y que lo que se pacte tenga plenas garantías en cuanto a su cumplimiento. Incumplimientos, que a juicio de la Fele, tienen tres vértices bien definidos: los Erte, la falta de impulso al Serla (Servicio de Relaciones Laborales) y los retrasos en las ayudas a los autónomos.

Se queda corta

Aseguran que los seis millones fijados son muy escasos para las miles de peticiones en trámite

«Esperemos que entre todos hagamos la fuerza necesaria para ir cumpliendo aquellos compromisos que son ahora más que necesarios», deseó Cepedano para recalcar que en un momento como el actual, con una severa crisis económica, deben aunarse esfuerzos en una misma dirección.

El responsable provincial de UGT, Enrique Reguero, puso un adjetivo a los incumplimientos que, a su juicio, está haciendo la Junta de los acuerdos del diálogo social. «Son graves», recalcó para criticar que «se han cambiado prácticamente todos los acuerdos que estaban firmados».

En todo caso, lo más ácido de su discurso puso el acento en la escasez de los fondos destinados por la Junta —seis millones de euros— para ayudar a los trabajadores afectados por un Erte. «Cuando un gobierno como la Junta solo hace que vivir de vender humo y para ayudar a trabajadores en Erte destina seis millones de euros pues tienen que hacer cábalas para no pasarse de esa cantidad, endureciendo las condiciones para acceder a esas ayudas. ¿Cómo se puede hablar de ayuda si solo está destinada para los primeros que llegan? ¿Los que están los últimos de la cola se quedan fuera de las ayudas?», se preguntó.

Y él mismo respondió a su interrogante. «Evidentemente no pueden vivir de esa propaganda. Están incumpliendo drásticamente con lo firmado y lo firmado con nosotros y la patronal era que esas ayudas tienen que llegar a todos los trabajadores y si sobrepasaban los seis millones de euros se tendría que ampliar la dotación presupuestaria. Ese es un incumplimiento muy grave del diálogo social».

Juan Loreto Andrés, responsable sindical reivindicó la importancia del diálogo social y consideró también el incumplimiento más grave el acuerdo donde se establecía que las ayudas se podían ampliar en función de las solicitudes recibidas y finalmente se fijaron en una cantidad fija: esos seis millones de euros. «Se puede hacer un cálculo fácil sobre el número de trabajadores a los que puede llegar esa ayuda. Si tenemos en cuenta que la ayuda es de 7 euros por día con un máximo de 90 días son 630 euros por trabajador. Si dividimos esos seis millones entre 630 euros tenemos el dato de que no alcanzaría ni a 10.0000 trabajadores. Y si tenemos en cuenta que en Castilla y León han estado en Erte 230.000 trabajadores y solo en León hay casi 24.000, pues muchos miles se quedarán fuera. Es una ayuda escasa y corta».

Sindicatos y empresarios piden que se cumplan las promesas de los Erte