miércoles. 29.06.2022
                      DL15P10F2-21-19-52-7.jpg
DL15P10F2-21-19-52-7.jpg

«A veces se nos olvida de que la hotelería viene de un cierre; porque en marzo de 2020 cerró; y de los precios de derribo de la pandemia», recuerda Julio César Álvarez al interpretar las grandes perspectivas del momento, que auguran un verano de crecimiento para el sector. «Llegamos vacíos a este momento, cuando ni hacemos repercutir el 50% de los costes, cuando en otros sectores comerciales se normalizan subidas del 10%, de 30% de los productos». Álvarez, Ceo del grupo Hosteleón, apunta a la necesidad de combatir la estacionalidad, que está asumida en un destino como León, donde «los hoteles damos por perdidos los meses de enero, febrero y marzo; y puede que diciembre». Con ese peso sobre la cuenta de resultado, es «inevitable hacer el agosto», en referencia al dicho manido que se ajusta mejor que nunca a la proyección de negocio de la hotelería en León. Respecto a los nuevos nichos de clientes, Álvarez pone algunos puntos sobre íes: «Recibimos los congresos de las caídas», expone de forma gráfica mientras pide más apoyo a la promoción y gestión.

«En turismo congresual, en León recibimos los congresos de las caídas»