lunes 16.09.2019

La UPL se decanta por abrumadora mayoría por gobernar en la Diputación con el PSOE

El acuerdo convertirá el día 19 a Eduardo Morán en presidente con el leonesista Matías Llorente como vicepresidente.
Veinte de los treinta y dos miembros asistieron. FERNANDO OTERO
Veinte de los treinta y dos miembros asistieron. FERNANDO OTERO

ÁLVARO CABALLERO | LEÓN

Sólo con una abstención, el Consejo General de la UPL se decantó ayer por firmar el pacto de gobierno de la Diputación con el PSOE. No hubo más voto discordante que ese en la reunión del órgano gestor, donde ninguno de los 20 asistentes, de los 32 miembros totales que lo conforman, levantó la mano para respaldar la opción de que el acuerdo se rubricara con el PP, Ciudadanos mediante. La decisión confirma el cambio en el Palacio de los Guzmanes, que estará presidido por el socialista Eduardo Morán, con el leonesista Matías Llorente como vicepresidente, después de 24 años seguidos de control por parte del PP, los 20 últimos con mayorías absolutas.

El acuerdo se ratificará esta tarde a las 17.00 horas en un acto oficial que tendrá lugar en el Palacio del Conde Luna, en el que los socialistas han citado como garante del acuerdo al ministro de Fomento y secretario federal de Organización del partido, José Luis Ábalos. No por casualidad, dado que la mayoría de los 22 compromisos que se fijan en el documento están vinculados con su área de gestión. En el listado se reseñan como proyectos por cumplir la vuelta de los trenes de Feve a la estación de Matallana, en la avenida Padre Isla; la ejecución de actuaciones para reducir los tiempos de los trenes a Ponferrada; el impulso de la plataforma intermodal de Torneros; el desarrollo de los proyectos de la autovía Ponferrada-Orense; la agilización del mantenimiento y arreglo del estado de la León-Benavente; y la redacción del proyecto del tramo Santas Martas-Villanubla de la autovía León-Valladolid y del estudio de la ronda noroeste de la capital leonesa. Como añadido, los leonesistas exigieron a lo largo del día de ayer que el Gobierno comprometiera además la instalación en el Centro de Regulación y Control (CRC) de la gestión de las líneas de alta velocidad del norte peninsular, que incluye la Y vasca, como se había previsto en la planificación inicial de la infraestructura, en la que se invirtieron 12,7 millones de euros pero que fue redefinida por el PP.

Al margen del área de Ábalos, el documento incluye otras intervenciones, como la apertura de la Ciudad del Mayor como centro de referencia estatal, la potenciación de la Ciuden y la modernización de regadíos. Sobre todos estos puntos, los miembros del Consejo General de la UPL incidieron ayer en la importancia de los plazos, como el que emplaza la aprobación del proyecto de la segunda fase del Parador de San Marcos para el primer semestre del próximo año, y advirtieron de que la comisión de seguimiento del pacto que se creará con el PSOE debe estar vigilante para que se cumplan los compromisos fijados en el acuerdo de gobernabilidad.

La suma hizo que se desechara la propuesta del PP, cuyos compromisos estaban avalados por la Junta, como la redacción de un plan específico de industrialización. Los populares se irán a la oposición, aunque hasta última hora intentaran a la desesperada mejorar su oferta con el anuncio de que la dirección nacional de Ciudadanos daba su permiso para dar el apoyo sin necesidad de reclamar un área de gobierno para Gemma Villarroel, quien ya se había aprestado en los días previos a reclamarle al presidenciable popular, Juan Martínez Majo, el área de Nuevas Tecnologías y una vicepresidencia. No habrá opción. El día 19, en el Pleno convocado a las 12.00 horas, Eduardo Morán se convertirá en el primer presidente berciano de la Diputación desde 1978. El anterior, Ramiro Armesto, fue fusilado en 1936.

La UPL se decanta por abrumadora mayoría por gobernar en la Diputación con el PSOE