jueves. 07.07.2022
El encuentro se celebró ayer en la Delegación del Gobierno. DL

La Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) mantuvo ayer una primera reunión de trabajo con las comunidades de regantes de las cinco zonas en las que se ejecutarán proyectos de modernización de regadíos, ubicadas en León (tres), Zamora y Palencia (una en cada caso).

El presidente de Seiasa, Alejandro Alonso, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, se reunieron con representantes de Ferduero, con su presidente a la cabeza, Angel González Quintanilla, miembros de las comunidades de regantes afectadas y responsables del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl).

Martín recordó que el Gobierno aprobó en diciembre encomendar a Seiasa cinco nuevas actuaciones de modernización de regadíos, concretamente las de Canal Alto de Villares, Presa de la Tierra y Canal de Velilla, los tres en León, y de Pisuerga (sector G, fase 2), en Palencia, y Canal de San José (sector I), en Zamora.

Estas cinco obras cuentan con un presupuesto de 48,5 millones de euros que es el 66 por ciento del presupuesto total de las diez modernizaciones que la sociedad estatal va a ejecutar con cargo a esta tercera adenda al convenio suscrito entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Seiasa —que promociona y contrata estas obras—, para la promoción, contratación y explotación por parte de la sociedad, de las obras de modernización y consolidación de regadíos contempladas en la planificación del Ministerio.

Según la delegada, estas cinco nuevas modernizaciones objeto de la reunión se suman a las siete que ahora mismo están en marcha, en distintas fases de tramitación, en la Comunidad y que estarían concluidas en los próximos dos o tres años.

Estas siete obras afectan a los sectores VII y VIII del Páramo Bajo de León y Zamora, en la provincia leonesa. También en León, en los sectores IV y VI del Canal del Páramo; en Palencia se moderniza el sector Santoyo del Canal del Pisuerga; en Salamanca el Canal de Zorita; en Valladolid los canales de Pollos y de Vegas de Castronuño; y en Soria el Canal del Campillo de Buitrago.

Martín destacó que el Gobierno de España, a través de Seiasa, ha colaborado, desde que comenzó el presente siglo, en la modernización de 100.000 hectáreas de regadíos en Castilla y León con 61 actuaciones para 29 comunidades de regantes diferentes que las que se han beneficiado 40.000 comuneros. La inversión total de estas actuaciones rondan los 600 millones de euros y las que actualmente están en marcha 168 millones, por lo que con las nuevas intervenciones se superarán los 200.

De los 48,5 millones de euros indicados, la comunidad asume un 26% del presupuesto y el 74% restante Seiasa. De esta cantidad global, lo que corresponde restituir a los regantes a la sociedad estatal, una tercera parte, lo hacen «también en condiciones favorables puesto que hay un periodo de carencia de 25 años y se devuelve entre el año 26 y el 50 en anualidades lineales que no sufren ningún tipo de incremento por intereses o por apreciación del valor del dinero». Las dos terceras partes restantes del coste de la obra, corresponden, casi a partes iguales, a fondos europeos (Feader) y a las propias comunidades de regantes.

El presidente de Seiasa explicó que el fin de la reunión es agilizar todos los trámites para la ejecución de estas obras. Lo primero, explicó Alonso, es la firma de convenios con cada comunidad de regantes, después redactar el proyecto y aprobarlo, lo que requiere de evaluación de impacto ambiental, la aprobación por parte del Ministerio para la encomienda de la obra a Tragsa. Todo ello puede llevar unos, dos o tres años y si todo fuera bien en unos cinco podría tenerse ejecutado todo.

Por su parte, el presidente de Ferduero, quien ha señalado que los regantes ponen el dinero sobre la mesa porque son los primeros interesados, ha incidido en que las obras son un paso, pero después tienen que tener agua, dado que hay embalses que pueden almacenar para dos o tres años pero otros, como los del Duero, que con un 31 por ciento, tienen una capacidad que es una «miseria».

Arranca la tramitación del Canal Alto de Villares, Presa de la Tierra y Canal de Velilla