jueves. 11.08.2022
López, Suárez-Quiñones y Morán ayer durante la visita a León Brezo Ecológico. FERNANDO OTERO

Fue en 2019 cuando se instaló en Brañuelas una empresa proveniente de Gerona —actualmente León Brezo Ecológico— que trasladó sus cuatro máquinas tejedoras de brezo a las instalaciones de una antigua empresa minera de la localidad cepedana. Las juntas vecinales de Villagatón y de Brañuelas le cedieron dichas instalaciones en ruinas de la antigua empresa minera de las que León Brezo Ecológico ha aprovechado la parte que estaba en mejores condiciones y ha ido completando unas naves cubiertas y realizando las obras para tener unas instalaciones definitivas.

En total, su inversión se estima en más de 500.000 euros. Trabajan actualmente en esta empresa cerca de una treintena de personas, que viven en casas alquiladas en Brañuelas y pueblos cercanos, aparte de la actividad que mueve alrededor con proveedores de material, herramientas, transportistas, etc. Una gran apuesta por alternativas sostenibles que ha hecho que el brezo se ha convertido en el mejor aliado de la despoblación en Brañuelas.

Las instalaciones de León Brezo Ecológico fueron visitadas ayer en primera persona por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado por la alcaldesa de Villagatón-Brañuelas, Carolina López, el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz, el gerente de la empresa León Brezo Ecológico, Benjamín Rubio, y los presidentes de las juntas vecinales de El Manzanal, Montealegre, La Silva, Ucedo, Brañuelas, Villagatón, Requejo-Corús, Valbuena y Los Barrios de Nistoso.

Una actividad que es posible porque solo en el término municipal de Villagatón-Brañuelas existen aproximadamente unas 8.000 hectáreas de brezal, con pendientes mayoritariamente moderadas, lo que facilita cualquier trabajo. La mayor parte de los brezales están en montes de utilidad pública de juntas vecinales, a quienes, como propietarios, debe corresponder la decisión sobre su aprovechamiento, que debe desarrollarse en un marco de sostenibilidad y de compatibilidad con otros.

Un empresa con unas grandes cifras de exportación en España, pero que cada vez está abriendo más sus fronteras hacia Europa, especialmente hace Hungría. Al respecto de la empresa, López destacó que «es un proyecto muy importante porque vemos como está aprovechando el brezo que tenemos en los montes del municipio a la vez que se realiza esa transición de pasar al carbón, con el que se trabaja antiguamente en las instalaciones de León Brezo Ecológico, hacia un aprovechamiento más sostenible».

A juicio de Quiñones este tipo de actuaciones son «muy interesantes» para la gestión sostenible de los brezales y para la reducción del riesgo de incendios, por lo que se muestra favorable a colaborar con las iniciativas que puedan surgir en esta línea. En el caso de esta industria establecida en Brañuelas, la Junta ha colaborado en los análisis previos de viabilidad, en la elaboración y adecuación de los pliegos de condiciones, en la emisión de licencias, en el control de los aprovechamientos y en la ejecución de viales de acceso y otras mejoras relacionadas, manteniendo numerosas reuniones con ayuntamientos, entidades locales propietarias y adjudicatarios.

Además, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha propuesto a Brañuelas para su consideración en los Convenios de Transición Justa un proyecto titulado ‘Avanzando en la economía circular con recursos endógenos’, para facilitar la planificación y ordenación de los brezales susceptibles de aprovechamiento sostenible.

El brezo, gran aliado contra la despoblación en Brañuelas