domingo 13.10.2019

Geras y Paradilla albergarán el primer paseo turístico-literario

Una escultura de Amancio coronará la ruta que desgranará en cada etapa el relato del Celorio.

maría carnero | león

La comarca de Gordón, en pleno corazón de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga, contará este año con un aliciente turístico más con el que se ensalzarán sus impresionantes recursos naturales y también los culturales. Se trata de la ruta del Celorio, una iniciativa que va más allá del deleite paisajístico y que se posiciona como el primer trayecto de la provincia que une naturaleza y cultura en un proyecto que cuenta con la literatura y la escultura como principales atractivos.

De hecho, una impresionante escultura de uno de los artistas leoneses con mayor proyección internacional, Amancio González (Villahibiera de Rueda, 1965), será el símbolo de la ruta. Se trata de una enorme pieza esculpida en mármol negro, de cerca de 1,5 toneladas de peso, que se ubicará en el tramo final de la ruta y que representa una mano que sale de la tierra con el objetivo de alcanzar las estrellas que coronan el cielo de Paradilla de Gordón, las mismas que dan sentido a la historia del Celorio, y que el viajero podrá prácticamente tocar a través de sus sentidos cuando culmine el trayecto.

La ruta está inspirada en el magistral relato del escritor y editor leonés José María Menéndez López Celorio el de Geras. Tú sabes, un emotivo canto a los valores de la amistad, la tolerancia y el respeto.

El trayecto, de mínima dificultad, cuenta con unos 5,5 kilómetros de longitud y una hora aproximada de duración. Es apropiada para todas las edades, para disfrutar y contemplar un paraje natural bellísimo a lo largo de todo su recorrido y culminar con unas vistas espectaculares desde el mirador de Paradilla, quizás la aldea más pintoresca de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga.

La ruta se inicia en las inmediaciones de la ermita del Santo Cristo de Geras, del siglo XVIII, al pie de la carretera comarcal LE-473, que conecta la Pola de Gordón y Aralla de Luna, y finaliza en una cortada natural cercana a la ermita de Paradilla, de clara inspiración románica.

El texto del relato irá desgranándose a lo largo del trayecto en ocho estaciones o hitos, de manera que el paseante siga un itinerario imaginario, a la par que avanza entre los parajes que tan eufónicamente describe su toponimia: Se sale desde Los Pisones por el camino del Avesedo de Lagos y continuando por Los Prados de Lagos. Comienza a subir por Tras del Cueto. Arriba, Las Collás, La Montaña, La Sierra y Valpandín por la fuente de La Fontanilla. Ya en Paradilla, cuando el camino alcanza la carretera, Las Xeras, La Collada, El Alto la Sierra y finaliza en La Mosica.

Una vez en Paradilla, el caminante tiene dos opciones. Por un lado, puede volver por lo andado o bajar por la antigua carretera de Paradilla, cruzar el río por el puente y caminar dirección Geras, y disfrutar de la belleza de uno de los hayedos más impresionantes y desconocidos de la montaña leonesa, hasta llegar a la Boyariza.

El visitante puede disfrutar en Geras de una completísima oferta gastronómica, con restaurantes y con fábricas de embutidos.

El proyecto, que ya está presentado ante los servicios territoriales de Medio Ambiente y de Espacios Naturales Protegidos de la Junta de Castilla y León, cuenta con una subvención de la Diputación de León, y con la financiación de la Junta Vecinal de Paradilla de Gordón, promotora de esta iniciativa. También colaboran en el proyecto el Ayuntamiento de La Pola de Gordón, la Junta Vecinal de Geras de Gordón y la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga.

Una vez que se tengan todas las autorizaciones medioambientales, se iniciarán las obras para que el proyecto pueda ponerse en marcha en verano.

Geras y Paradilla albergarán el primer paseo turístico-literario