lunes. 27.06.2022

Con motivo del Día Forestal Mundial, que se celebra hoy, el Colegio de Ingenieros de Montes ha realizado un llamamiento para impulsar la necesidad de crear una economía forestal que revierta sus ingresos en la mejora del medioambiente.

Según señalan en un comunicado, con una inversión de 100 euros por hectárea de monte dedicada a la biomasa de uso energético se crearían 75.000 empleos en la industria forestal relacionada con el monte. «En total supondría una inversión para el Estado de unos 600 millones de euros, pero entre los impuestos y el retorno por actividad económica, las Administraciones percibirían unos ingresos de unos 725 millones de euros». Es, a su juicio, «una de las pocas actividades económicas que en este momento es capaz de generar una balanza de resultados positiva».

Además, ésta actividad generada en el bosque es capaz de crear 10 empleos en el medio rural por cada megavatio producido, el ratio más alto de todas las energías renovables. «Este dato no es una aproximación; el Plan de Energías Renovables del Gobierno contempla que 10 millones de toneladas de biomasa de uso energético generan 10.000 puestos de trabajo». «Sabemos cúanto vale la riqueza que nos ofrece el monte, pero no le ponemos precio», afirma el Carlos Del Álamo, decano del Colegio, quien asegura que «valoramos socialmente la conservación del paisaje, la calidad de nuestras aguas, el desarrollo de biomasa, pero no nos paramos a pensar que se nos ofrece casi gratuitamente».

España dispone de una gran superficie capaz de generar servicios que hoy por hoy son gratuitos. «No les ha sido asignado un precio. Pero conservar nuestra naturaleza, ésa que genera tantos beneficios, tiene unos costes».

«La solución más factible y sencilla —afirma José María Rábade, experto en economía forestal del Colegio de Ingenieros de Montes— parece la creación de una «tasa ambiental», o un mercado de bonos ambientales, que además generarían empleo y PIB para el país sin necesidad de subir los impuestos a toda la sociedad».

Los ingenieros de montes piden una economía forestal
Comentarios