miércoles 18/5/22
Crimen de Mansilla

La jueza abre una pieza en el caso de Paula para indemnizar a su familia

 Este lunes se cumple el primer aniversario del fallecimiento de la joven de Mansilla
crimen de mansilla
Edificio en el que ocurrieron los hechos. MARCIANO PÉREZ

La titular del Juzgado de Instrucción número 4 de León ha abierto una pieza separada en la instrucción de la causa abierta por la muerte de la joven asesinada en Mansilla de las Mula, de cuyo crimen se cumple ese lunes un año.

La jueza determina la necesidad de reparar económicamente el daño causado a la familia, representada por la letrada Beatriz Llamas, y abre los trámites para que se expongan los términos en los que el acusado habrá de abonar las indemnizaciones pertinentes en el caso de que se abra juicio oral contra su persona y de que resulte condenado.

Los hechos ocurrieron el 18 de abril de 2021. Aquella noche la joven fue objeto de un ataque violento por parte de su expareja, que según la teoría alcanzada por la Guardia Civil tras la investigación, la seguía porque pensaba que había iniciado una nueva relación con otra persona tras romper la que mantenía con él.

En el momento de los hechos, el sospechoso se encontraba en casa de su padre. En torno a las 23.30 horas se levantó del sofá y salió: «Bajo al coche», le dijo. Ante la tardanza, el progenitor no se extrañó en exceso porque pensó que habría quedado con algún amigo. 

Fue cuando le llamó la Guardia Civil el momento en que comprendió lo que había ocurrido: El imputado se presentó casa de la que había sido su última pareja, y después de empezar a discutir, la emprendió a golpes con ella usando un objeto contundente con el que le pegó en la cabeza y posteriormente la apuñaló en el cuello con un cuchillo que cogió en la cocina, causándole la muerte prácticamente en el acto.

«Me dijeron que ya estaba con otro y no pude superarlo, no sabía lo que hacía y me volví loco», explicó ante la jueza ayer en sede judicial.

El autor confeso rechazó en su día haber cometido episodios de malos tratos sobre la que había sido su pareja y contravino los testimonios de cuatro amigos de la fallecida, dos varones y dos mujeres, que señalaron que Paula vivía atemorizada por las constantes llamadas y mensajes del acusado, que habían cambiado su carácter jovial para convertirla en una muchacha huidiza y temerosa que llegó a plantearse cambiar de trabajo para irse de León.

Sin embargo, ninguno de los testigos presenció en vivo episodios de agresiones. Sí que una de sus amigas presentó una fotografía de la finada con un fuerte golpe en la frente, que atribuyó al investigado, igual que la procedencia de los mensajes que la atemorizaban.

La fase final de la instrucción camina hacia el auto de apertura de juicio oral por el sistema del Jurado Popular, que se encontrará con la oposición de la defensa del inculpado y con la aprobación de la familia de la fallecida.

Como ya informó este periódico en marzo, la Audiencia Provincial ha estimado un recurso presentado por la representación procesal del varón y cotejará finalmente los restos de fibras hallados en las uñas de la víctima con los del jersey que vestía el supuesto agresor. 

De esta forma se podrá determinar si hubo lucha en el momento del ataque (cuestión que convertiría el epígrafe penal en un homicidio) o si la joven no pudo defenderse siquiera (lo que lo convertiría en asesinato).

Por el momento no se barajan fechas para la celebración de juicio, en tanto no se complete la instrucción.

La jueza abre una pieza en el caso de Paula para indemnizar a su familia
Comentarios