viernes 23/4/21
El debate del lobo

Mañueco considera «reprobable» la imposición del Gobierno sobre el lobo

El presidente de la Junta hace un llamamiento al diálogo y a la defensa de los ganaderos
El plazo para participar en la consulta abierta por el Gobierno sobre el proceso de inclusión del lobo en el Lespre acabó ayer. J.J. GUILLÉN

El presidente de la Junta de Castilla y León, el ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco, tachó ayer de «reprochable y reprobable» la «política de imposición» del Gobierno de la nación sobre la protección del lobo e hizo un nuevo llamamiento al diálogo y al entendimiento con una reivindicación expresa a la defensa de los ganaderos cuyos intereses son «tan legítimos como los de cualquier otro.

«Nuestra postura no varía», sentenció el presidente de la Junta que recordó el frente común creado por Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León que han remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para llamar al diálogo y al entendimiento que permita llegar a un acuerdo sobre el régimen de protección del lobo al norte del Duero y la pervivencia de las explotaciones ganaderas. «Eso —proponer una reunión— no es conflicto, es diálogo y buscar entendimiento y consenso», defendió para cargar contra la postura del gobierno socialista por el uso sectario de sus ideales para confrontar con las comunidades autónomas. «No es nuestra estrategia», aclaró.

Según explicó a preguntas de los periodistas en rueda de prensa, hace días recibió una llamada de la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la que se comprometió a hablar antes de tomar una decisión sobre la protección del lobo ante lo que Fernández Mañueco reprochó la respuesta «unilateral y sin previo aviso» de la ministra.

El presidente de la Junta acusó asimismo al PSOE de preocuparse más por el «conflicto, el barro y el ruido».

Por su parte, el consejero de Ganadería de Cantabria, Guillermo Blanco, advirtió ayer que el Gobierno autonómico «no se va a dejar avasallar» con el lobo y acudirá a los tribunales «inmediatamente», después de que se materialice la decisión de elevar el nivel de protección de esta especie para convertirla en no cinegética en toda España.

Blanco se manifestó así, en una rueda de prensa, a preguntas de los periodistas sobre la comparecencia el jueves, en el Senado de los ministros de Agricultura, Luis Planas, y para la Transición Ecológica, Terasa Ribera, para abordar este asunto.

El titular de ganadería opina que el ministro se «plegó» ante su compañera de Gobierno, que dio por hecho la inclusión del lobo al norte del río Duero en el Listado de Especies Silvestres de Protección Especial (Lesrpe), sin dar lugar al diálogo.

Cantabria
Su consejero anuncia que acudirá a los tribunales «inmediatamente», después de su inclusión

Asturias
Confía en que el Gobierno les dé soporte jurídico para desarrollar su plan de gestión

Y afirmó que se trata de una decisión «ideológica», que se ha tomado sin tener en cuenta los informes técnicos de Cantabria y de las otras tres comunidades autónomas afectadas: Castilla y León, Asturias y Galicia.

El Gobierno del Principado está convencido de que el Ejecutivo central finalmente dará el «soporte jurídico suficiente» para que Asturias pueda seguir desarrollando su plan de gestión del lobo con independencia de que el Ministerio para la Transición Ecológica pretenda elevar el nivel de protección de la especie.

Así lo afirmó en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, quien dijo que el Principado comparte el objetivo de proteger la especie pero compatibilizando la actividad económica en el territorio, especialmente la agrícola y ganadera.

Cofiño recordó que el lobo no es una especie cinegética en Asturias y por tanto «ya existía un nivel de protección, como ponen de manifiesto los datos» de su evolución en los últimos años en los que el plan de gestión del Principado ha dado «unos resultados más que estimables» y el propio ministerio «lo pone de ejemplo como modelo de gestión»,

«Lo que tenemos que conseguir y vamos a conseguir es que este modelo se preserve y que la normativa que se dicte desde la administración del Estado dé soporte jurídico suficiente a nuestro plan de gestión, a este o a otro renovado», puesto que el actual se encuentra ya en su última fase desarrollo, recordó.

Mañueco considera «reprobable» la imposición del Gobierno sobre el lobo
Comentarios