jueves 6/5/21
FORTALEZA HISTÓRICA

La muralla de Astorga tiene plan

La puesta en valor del conjunto amurallado se realizará en cinco fases. El Ayuntamiento tiene encargados varios proyectos para recuperar parte de esta fortaleza que se alargarían más allá de dos legislaturas.

Que los vecinos y turistas de Astorga puedan recorrer paseando el adarve de la muralla de la ciudad es uno de los principales objetivos que se ha marcado el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento maragato con Arsenio García Fuertes al frente.

Para intentar poner en valor este monumento histórico de la ciudad, que ha sido levantado por los astorganos a lo largo del tiempo, el Consistorio ha trabajado durante esta legislatura para desarrollar actuaciones de recuperación y adecuación.

El mapa de actuaciones a realizar que se fija el Ayuntamiento se divide en cinco proyectos. Tres de ellos ya han sido presentados, otro será anunciado próximamente y, el otro, sólo cuenta con posibles ideas sobre la cabeza.

El primero de estos proyectos es el mirador de la Vega, ubicado en la zona de La Brecha, y es una continuación de las obras que se están ejecutando en la Plaza Gaudí para revitalizar el entorno del teatro Gullón y extender hasta esta zona el eje Monumental de la ciudad. El mirador, que dará vista hacia la Vega del río Tuerto, comenzará a la altura del edificio de la Policía Local y recorrerá toda la parte trasera hasta la parroquia de San Bartolomé, por lo que se prevé arreglar la fachada trasera del teatro Gullón para que quede uniforme con el entorno. En esa zona se limpiará el lienzo interior y exterior del conjunto amurallado.

Este proyecto, encargado al arquitecto Enrique Pérez, es el único que actualmente cuenta con el visto bueno de la comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, necesario para poder acometer las obras, por lo que es el que está más cerca de ser realidad. Esta actuación está presupuestada en 191.785 euros y el Ayuntamiento licitará la obra antes del final de esta legislatura.

El segundo de los proyectos, del arquitecto Herminio Dios, ya ha sido presentado a Patrimonio y es el de la mejora de la accesibilidad de los vecinos de los barrios de San Andrés y Santa Clara con el centro de la ciudad a través de la construcción de un ascensor y dos rampas, una de ellas mecánica, que conecte la plaza de San Roque con la muralla, aunque todavía no ha recibido la aprobación de la propia comisión.

Una de las complicaciones de esta actuación es que hay utilizar parte de las escaleras de piedras que sube desde San Roque. No obstante, desde el Ayuntamiento confían en poder sacar adelante durante esta legislatura esta mejora de la accesibilidad para los vecinos que estaría presupuestada en 378.800 euros.

Este plan pasa por el derribo de la casa de los scouts (de propiedad municipal) que está adosada a la muralla, para ubicar en ese espacio el ascensor, previsto con tres paradas y con capacidad para ocho personas que permitiría unir el paseo Blanco de Cela con el casco urbano.

Por otro lado, para realizar las rampas, también necesitarán aprovechar parte de las escaleras de piedras de San Roque. La no mecánica, contaría con pendientes muy pequeñas y con descansos en cada tramo en forma circular para favorecer el movimiento a las personas en sillas de ruedas.

Por su parte, la rampa mecánica, que sería bidireccional y de 1,20 metros de ancho, iría desde el final de la no mecánica hasta el paso de cebra más alto del Bastión. Asimismo, se construiría una escalera normal con peldaños de hormigón de manera paralela a la mecánica, la cual no se desarrollaría hasta que no se pusiera en servicio este espacio.

El tercero de los proyectos, diseñado también por el arquitecto Herminio Dios, será desgranado por el Ayuntamiento seguramente la próxima semana e irá desde el mirador de la Vega hasta Puerta Romana, es decir, desde el teatro Gullón hasta el Palacio de Guadí aproximadamente.

Desde el Consistorio estiman que la ejecución de este tercer proyecto rondaría un montante cercano al millón de euros. Se realizarían labores de limpieza en la muralla y, se presentará, una posible conexión del monumento a la altura de Puerta Rey para poder continuar caminando por el adarve. También se incluirán otra serie de actuaciones en la zona de El Melgar y en otros pequeños tramos.

El cuarto proyecto que maneja el Ayuntamiento, realizado por la arquitecta Virginia González, fue presentado el pasado martes y consistiría en la recuperación del sureste de la muralla desde la iglesia de San Bartolomé hasta el jardín de la Sinagoga y contempla la actuación en cerca de 350 metros de la fortaleza en seis tramos.

En este caso la intención es dotar a esta parte de la muralla de continuidad visual y de tránsito. Además, también incluiría la creación de un Centro de Interpretación sobre la misma que sirva para dar a conocer más su historia. Esta actuación no tiene establecido el coste económico porque no hay una descripción teórica de la obra dado que no hay memoria.

Por último, el quinto de los proyectos sería una futurible actuación en la zona oeste de la muralla, la cual es la que se antoja la más complicada por el deterioro en el que se encuentra. Tanto en éste, como en el anterior proyecto, otro de los problemas es que parte de la muralla es propiedad de particulares porque durante el siglo pasado el Consistorio vendió parcelas para solventar deudas.

Pese a todo, la idea del Ayuntamiento no parece nada descabellada, por lo que esperan que próximas corporaciones continúen con la puesta en valor de este monumento civil.

La muralla de Astorga tiene plan
Comentarios