domingo. 26.06.2022
Tribunales

Cuatro reclusos declararán presiones del coautor del crimen de Cembranos

Será objeto de otro juicio por intentar que la supuesta autora material lo asumiera en solitario
Llegada de los acusados a los juzgados para prestar la primera declaración. MARCIANO PÉREZ
Llegada de los acusados a los juzgados para prestar la primera declaración. MARCIANO PÉREZ

El considerado coautor del crimen de Cembranos, un leonés de 55 años miembro de una acaudalada familia local, se enfrentará presumiblemente a un segundo juicio en su momento, aparte del correspondiente a su presunta participación en la muerte de una joven paraguaya de 20 años, compañera de trabajo de su novia.

Hasta cuatro reclusos de Villahierro y un funcionario de la prisión manifestarán que fueron testigos de presiones del sospechoso hacia la víctima para que asumiera en solitario la autoría de los hechos. El Ministerio Fiscal solicita por ello una pena de dos años por un presunto delito contra la administración de justicia, que conllevaría emparejada una multa de doce meses a razón de diez euros diarios (3.600 euros).

El acusado tiene antecedentes penales al haber sido condenado en sentencia firme de fecha 26 de marzo de 2018 por un delito contra la seguridad vial, en sentencia firme de fecha 9 de mayo de 2019 por un delito contra la seguridad vial, en sentencia firme de fecha 20 de febrero de 2019 por un delito de atentado y se encuentra como investigado en las diligencias previas del Juzgado de Instrucción 2 de León, donde también se encuentra como investigada la que fuera su compañera sentimental por haber participado presuntamente ambos en la muerte violenta de una mujer en el mes de marzo de 2021, hecho motivó que los dos se encontraran ingresados en el centro penitenciario desde el mes de marzo de 2021. Ella está representada por el letrado asturiano Gabriel Cueto.

En el módulo de ingresos deVillahierro «el acusado con ánimo de obtener una resolución para él favorable le dijo a voces a la otra sospechosa con la única finalidad de causarle cierto temor y que cambiase su declaración».

Cinta de embalar en el cadáver

«Tiene que decir que fue ella y exculparle a él porque si no ya sabe lo que le puede pasar, que si no decía que fue ella quién colocó la cinta de embalar en la boca y manos de la mujer muerta iba a matar a su familia en Paraguay. Que tenía que decir lo que le dijo, porque tenía un abogado que les iba a sacar de allí, que si no su familia lo iba a pagar, que sabía que tenía muchos contactos», relata el Ministerio Fiscal.

«Que esto se lo tenía que comer ella, que él la iba a apoyar y que él tenía que salir, que él tenía muchos contactos», dice la acusación pública.

Advertencias
«Si no dices que fuiste tú, mato a tu familia en Paraguay; tengo un abogado que nos sacará»

El acusado «ha ofrecido dinero a otros internos del centro penitenciario para que atemorizasen a la joven paraguaya con la única finalidad de que esta admitiera que fue sólo ella quién mató a la mujer y a él le exculpase de cualquier participación en estos hechos», relata el fiscal.

La súbdita paraguaya hasta este momento no ha modificado su declaración que como investigada prestó en el Juzgado de Instrucción 2 de León.

Los hechos relatados son constitutivos de un delito contra la administración de justicia y poro ellos procede imponer al acusado dos años de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el mismo tiempo y doce meses de multa con una cuota diaria de diez euros y la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas que resulten impagadas.

También se solicita que se impongan al acusado las costas causadas en este procedimiento de carácter penal.

Cuatro reclusos declararán presiones del coautor del crimen de Cembranos
Comentarios