martes. 09.08.2022
Sanidad animal

Las vacas inmovilizadas en Laciana por un caso de tuberculosis viajan a Asturias para su saneamiento

Las 67 reses retenidas parten hoy en varios camiones precintados
undefined
Las vacas deberían estar inmovilizadas hasta el mes de agosto. ARAÚJO

Las 67 reses vacunas, de dos explotaciones asturianas y con carácter trashumante en la comarca de Laciana, que se encuentran inmovilizadas en los montes de las pedanías lacianiegas del Villar de Santiago y Caboalles de Abajo por estar relacionadas con una vaca positiva en tuberculosis, volverán hoy a Asturias para que se realicen las pruebas pertinentes del saneamiento ganadero, según confirmaron fuentes de la Consejería de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca del Principado de Asturias.

Dichas fuentes explicaron que estos animales se cargarán en unos camiones precintados para tal fin, ante las autoridades sanitarias de la Junta de Castilla y León, y llegarán a Asturias donde las recibirán autoridades sanitarias del Principado, quienes desprecintarán los vehículos, de esta forma y no tendrán contacto con otras reses hasta no saber los resultados de este saneamiento.

Cabe recordar, que estas reses deberían estar en los montes de Laciana hasta el próximo día 20 de agosto. Una vez que se obtengan los resultados y que vuelvan a conseguir la calificación sanitaria de estas explotaciones se presupone que podrían volver a los montes leoneses.

Y respecto al resultado de los análisis microbiológicos de las muestra tomadas por las autoridades asturianas a la vaca en cuestión, desde el Principado han señalado que el resultado ha sido negativo, si bien hay que recordar que el pasado mes de abril y debido a que había sospechas sobre la filiciación de ese animal, se decide hacerle una analítica en el propio recinto, donde se corrobora que las sospechas que había eran ciertas y que este animal ya tenía que haber sido sacrificado hace un tiempo por ser positivo en tuberculosis.

Por su parte, fuentes de la Junta de Castilla y León explicaron que se le solicita al Principado volver estas reses a su lugar de origen, y es esta administración asturiana quien otorga el permiso y traslada esta nueva situación a la Junta, quien «controlará que estos animales se carguen y el vehículo se precinte», además de darles la documentación pertinente para salir con destino a Asturias.

Una situación que fue detectada, el pasado mes de abril, en el concurso nacional de Raza Asturiana de los Valles celebrado en la localidad asturiana de Cangas del Narcea, cuyo organizador fue la Asociación Española de criadores de ganado vacuno selecto de la raza Asturiana de los Valles (Aseava), quienes no se ha pronunciado ni se han puesto en contacto con este medio de comunicación al preguntarles por las posibles sanciones tipificadas dentro del reglamento de esta agrupación para tales hechos. Hay que tener en cuenta, que además de organizar el acto es a quien se le pide la identificación de los animales y es que para este tipo de concursos se tiene en cuenta el Documento de Identificación Bovina (DIB) de los animales.

Respecto a la ganadería inmovilizada en Caboalles de Abajo, esta se encuentraen una finca privada. Tan sólo tiene una licencia de pastos sin aprovechamiento comunitario. El propietario de las reses firmó el pasado mes de agosto un contrato con la Junta Vecinal de Caboalles de Abajo para el aprovechamiento de pastos en los montes de utilidad pública, concretamente en los parajes de Carracedo y Agregados por importe de 1.620 euros, con vigencia durante este año. Mientras que las reses inmovilizadas del Villar de Santiago están ubicadas en una finca cercada en montes de utilidad pública.

Las vacas inmovilizadas en Laciana por un caso de tuberculosis viajan a Asturias para...
Comentarios