jueves. 01.12.2022

En estas últimas semanas los niveles de polen de olivo y gramíneas están siendo especialmente altos convirtiéndose, para aquellos alérgicos al polen, en una primavera difícil, según José Antonio Maldonado, director de meteorología de Meteored.

Las últimas precipitaciones del invierno e inicio de la primavera propiciaron un mayor desarrollo de las plantas que generan el polen, afectando a los alérgicos que han podido ver un aliado en las mascarillas para suavizar los efectos.

A mediados de abril, mucho antes de lo habitual, comenzaron los problemas para los alérgicos al polen causado por el ciprés y el plátano de sombra. Ahora la floración de las gramíneas, el olivo, especies de las ortigas, las urticáceas y el quercus están creando singulares problemas con altos niveles de polen.

Está previsto que las concentraciones de polen del olivo superen nuevamente los 200 granos por metro cúbico (umbral de riesgo alto para personas susceptibles). Las gramíneas estarán también en esa zona de riesgo.

Aumentan los niveles de riesgo por polen de olivo y gramíneas
Comentarios