domingo 26/9/21
Anteproyecto de ley

Castilla y León incluye la "violencia institucional" como maltrato machista

blanco
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, presenta el anteproyecto de ley de atención integral a las víctimas de violencia de género en Castilla y León. R. GARCÍA

Pedir protección familiar por violencia machista, que no se conceda y eso derive en maltrato será una forma de "violencia institucional", uno de los cuatro nuevos tipos de violencia que recoge el anteproyecto de la nueva ley que tramita Castilla y León.

Un marco legal que también incluye medidas de tratamiento para maltratadores y una red específica de protección para las víctimas más vulnerables.

Son algunas de las iniciativas que contempla este anteproyecto presentado por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien ha detallado este viernes en rueda de prensa la normativa que sustituirá a la de 2010, que nace del consenso del diálogo social y que pretende ser un referente nacional al incluir nuevas formas de violencia.

El texto de la propuesta, que desde hoy cuelga del portal de Gobierno Abierto de la Junta para recibir sugerencias, se espera que pueda ser aprobado como proyecto de ley por el Consejo de Gobierno en medio año.

Con todo, requerirá de otro año para acabar su tramitación y aprobación en las Cortes, por lo que no verá la luz hasta prácticamente el final de la legislatura.

La norma tipifica cuatro nuevas formas de agresión: la digital y tecnológica; la vicaria, que se ejerce sobre hijos y otros familiares; la de segundo orden, sobre personas que apoyan a las víctimas; y la institucional, entendida esta última como "las acciones u omisiones que se realizan desde la administración pública con el fin de diferir, obstaculizar o impedir el acceso a derechos para una vida libre de violencia".

La propuesta normativa de Castilla y León sigue la línea de la Generalitat de Cataluña que en junio aprobó un marco legal para erradicar la violencia institucional, con el objetivo de asegurar la actuación de todos los poderes públicos con la diligencia debida, de forma que ni administraciones ni instituciones públicas ni otras leyes contribuyan a fomentar la revictimización.

Desde el Gobierno central, el proyecto de ley orgánica integral de garantía de la libertad sexual, la conocida como ley del sólo sí es sí y que se prevé comience a tramitarse en el Congreso en septiembre, también contempla acciones formativas para las fuerzas de seguridad, fiscales, jueces y otros actores asistenciales que mejoren la atención y protección a las víctimas de maltrato y no fomenten la discriminación machista.

Castilla y León incluye la "violencia institucional" como maltrato machista
Comentarios