lunes. 06.02.2023

Jesús Carballo Román, agricultor de 60 años de Alija del Infantado, heredó de su madre la costumbre de apuntar las cabañuelas. «Me gusta saber el tiempo que va a hacer aquí porque el Zaragozano siempre dice: ‘Es posible...’». Este año usó la primera hoja del calendario. «Si no coinciden al contraste puede ser que sea que 15 días viene de una manera y 15 de otra», explica. Otra costumbre que guarda es seguir los ciclos de la Luna para sembrar la remolacha. «Hay que hacerlo en los siete días de menguante y en viernes, si puede ser, porque salen menos machos, incluso con las semillas», señala. En este cultivo, los machos tienen menos calidad y tamaño que las hembras. Es costumbre de tiempo inmemorial que se repite en otras zonas. Las plantas que crecen hacia abajo se siembran en menguante y las que crecen hacia arriba en creciente,

Luna menguante y en viernes
Comentarios