sábado 22/1/22

 

La sexta ola da muestras de agotamiento y frena el ritmo de crecimiento en la última semana.

El mapa de la provincia se estabiliza, con 198 municipios en riesgo muy alto, nueve que siguen libres de virus y viven instalados en la nueva normalidad, tres en riesgo alto (Burón, Pajares de los Oteros y Posada de Baldeón)  y uno en riesgo medio (Murias de Paredes).

La incidencia acumulada a catorce días sigue en aumento, pero a un ritmo más lento que en días anteriores y sube diez puntos en las últimas 24 horas, de los 3.831 del miércoles a los 3.841 de hoy.

Sin embargo, el buen dato llega por segundo día consecutivo con la bajada de  la incidencia acumulada a una semana de evolución, con una caída de 62 puntos con respecto al día anterior y pasa de los 2.038 casos por cada 100.000 habitantes a los 1.976,61, según los datos publicados por el Portal de Transparencia de la Junta de Castilla y León. 

Castilla y León atisba, "desde la prudencia", el posible pico y la meseta de la sexta ola, en la que se han cruzado las variantes delta y ómicron. Así lo ha destacado este jueves el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha analizado la situación de la pandemia en la Comunidad.

Municipios como León y Ponferrada siguen con la incidencia a catorce días en aumento, pero San Andrés del Rabanedo experimenta un leve retroceso por primera vez y pasa de los 3.371 casos por 100.000 habitantes a los 3.345.

La sexta ola se ralentiza
Comentarios