miércoles 12/5/21

Editorial | San Marcos brilla en una reapertura que debe reactivar con agilidad la ampliación

La sociedad pública Paradores tiene una deuda con León de la que hoy paga su primer plazo. Probablemente la empresa no habría alcanzado su incuestionable nivel de prestigio sin la existencia de sus dos establecimientos más emblemáticos, el Hostal de San Marcos y el de los Reyes Católicos del Obradoiro compostelano. La explotación del parador leonés generó durante varias décadas cuantiosos beneficios para la empresa en todos los órdenes, y será positivo para todos que vuelva a producirlos, ya que en este éxito colectivo se juegan mucho también la ciudad y la provincia.

Sería injusto olvidar los episodios que han llevado a este feliz momento de la reapertura de San Marcos. En la historia, quizá demasiado lejana por los retrasos acumulados, figuran dos leoneses, el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y Miguel Martínez, político que dirigía la cadena Paradores en el momento en el que se lanzó por primera vez la gran reforma del hostal. La terrible crisis de 2008 frenó en seco todo aquello y lo cierto es que hubo un trasvase del poder en Madrid por el medio, que llevó al relanzamiento del proyecto de la mano del Partido Popular, que fue quien puso en marcha todo lo que hoy se inaugura, curiosamente ya de nuevo con el Ejecutivo central en manos del PSOE.

Parecen aceptables las loas hacia el gran parador que reabre sus puertas con un nivel de calidad como se había exigido en todo momento. Y también caben todas las quejas por el retraso acumulado en esta primera fase, y por la indefinición en la segunda que aún se mantiene.

En todo caso, hoy es un día fundamental para León y para el futuro de su sector turístico. Toca hacer un ejercicio de fe para creer el compromiso de la ministra Reyes Maroto y del presidente de la cadena, Óscar López, —autor de esta reapertura— sobre que no volverá al fondo de un cajón. Paradores tiene esa deuda histórica con León, y también la presente acumulada en estos años de cierre del hostal, y la futura por la precariedad en la que se mantendrá en el corto y medio plazo con un aforo limitado al faltar el anexo pendiente.

Editorial | San Marcos brilla en una reapertura que debe reactivar con agilidad la...
Comentarios