viernes 20/5/22
undefined
Luis Tudanca, durante su intervención esta tarde en el debate de investidura. NACHO GALLEGO

"Quizá la historia se repita". Con esta advertencia, arrancó el líder socialista, Luis Tudanca, su discurso en el debate de investidura que se sigue celebrando en las Cortes de Castilla y León. "Han llegado tiempos oscuros", ha señalado en tono apocalíptico el dirigente del PSOE, Luis Tudanca, dirigiéndose a Fernández Mañueco. Tras sus primeras palabras le ha reprochado  que dé entrada en su gobierno "a la extrema derecha". "Ha convertido al PP en el Caballo de Troya de la extrema derecha", ha subrayado Tudanca, quien acusa a Mañueco de querer hacer un Gobierno contra las mujeres y los trabajadores, "y se va a encontrar nuestro no".

Tudanca ha asegurado que no se adoptaron medidas adecuadas durante la pandemia. Y ha denunciado la situación de miles de jóvenes "que se han tenido que ir de Castilla y León". Además, ha pedido al candidato a la investidura a la Presidencia de la Junta que tramite de "forma inmediata" el acordado anteproyecto de ley para reformar la norma de violencia de género de la Comunidad, y "no haga trampas" en esa materia, ya que no tramitarla "es un retroceso". En su respuesta a la intervención de Mañueco en el plenario de investidura, Tudanca se ha referido a que el candidato del PP haya asegurado que no habrá retroceso en esa materia y que va a mantener la actual ley de violencia de género de la Comunidad, aunque este mismo año la Junta había presentado un anteproyecto de reforma de esa ley, que partió del diálogo social, y que no verá la luz. 

"Le pido que tramite de forma inmediata el anteproyecto de ley autonómica de atención integral a las víctimas de violencia de género que estaba pendiente en Castilla y León. No nos haga trampas. Usted sabe que no tramitar esa ley ya acordada es un retroceso", ha sostenido Tudanca. Mañueco ha asegurado que se mantendrá la ley que se iba a reformar y a la par se tramitará una ley de violencia intrafamiliar, una de las condiciones de Vox para cerrar el acuerdo de Gobierno entre el PP y Vox en la Comunidad.
Tudanca ha recordado que el citado anteproyecto de ley está "elaborado desde el consenso. Es una ley que cuenta con el apoyo del diálogo social y de numerosos colectivos. Es una ley de todos y de todas. No podemos permitir que la extrema derecha se imponga a los derechos de las mujeres".

"La violencia de género existe, claro que sí. Ha costado mucho lograr visibilizarla, sacar del ámbito familiar y doméstico la violencia que se ejerce contra las mujeres en una sociedad a la que le queda mucho por hacer", ha recordado Tudanca. El líder del PSCYL en la Comunidad ha pedido a Mañueco que "no mercadee con la igualdad y con los derechos de las mujeres. Que no dilapide todo lo conseguido, el consenso logrado con el Pacto de Estado". El portavoz del grupo parlamentario socialista ha clamado que cree en "la igualdad. En la solidaridad y la justicia social. Creo que la libertad individual sólo está garantizada unida a la igualdad de oportunidades. Y me declaro feminista. Sí, feminista". 

Y en esa línea, ha anticipado que combatirá "a quienes no creen en la igualdad de mujeres y hombres, a quienes atacan a las minorías, a los que creen que hay refugiados e inmigrantes de primera y de segunda, quienes quieren volver a meter en el armario a los que tanto han luchado por los derechos de los colectivos LGTBI", en referencia a los postulados de Vox.

También ha acusado a Mañueco de seguir los pasos de la  "gurú ideológica del PP", la madrileña Isabel Díaz Ayuso, cuando hace unos meses dijo que si te llaman "fascista" estás "del lado correcto". "Nadie tiene duda, han llegado a esta tierra milenaria tiempos oscuros", ha resumido Tudanca en la primera parte de su discurso ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León, que acogen la sesión de investidura de Mañueco, a quien ha avisado de que los socialistas estarán "en el otro lado", en el de "los demócratas". 

Tudanca ha lamentado que hoy Europa mire "avergonzada" hacia Castilla y León, mientras que en Francia los partidos políticos reaccionan al "avance de una extrema derecha a la que todos llaman por su nombre" y desde la izquierda a la derecha renuncian a aliarse con Marine Le Pen con "un cordón sanitario que impida su acceso al poder". El dirigente socialista ha alertado de que hace más de 70 años Simone de Beauvoir alertó de que bastaría "una crisis política, económica y religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados" y añadía que "esos derechos nunca se dan por adquiridos: debéis permanecer vigilantes durante toda vuestra vida", ha citado. 

En este sentido, el socialista ofrece un plan de ayudas de 357 millones de euros para paliar los efectos de la guerra de Ucrania, y ha asegurado que lo acepte ya que no ha adoptado uno propio. "Han sido años muy duros. Llegó una pandemia, un volcán y una guerra. Hoy quiero reivindicar que otra Castilla y León es posible". "No le votaré, pero será el presidente de todos. Nunca pondremos en duda su legitimidad, hoy queremos ser como ustedes, tampoco en esto", aseveró. "Porque los socialistas sabemos muy bien lo que costó consolidar la democracia en nuestro país: les pido que no se rindan", declaró.

Tudanca asegura que "trabajarán sin aliento" contra el nuevo gobierno. "Alzaremos la voz contra los que instigan el odio", expresó entre aplausos, que continuaron cuando dijo: "Ha saltado de Ciudadanos a Vox".  E hizo mención a García-Gallardo: "Tendrá  vicepresidencia, pero sin competencias. Cosas de la España que madruga para volverse a la cama", afirmó Tudanca arrancando las risas de su bancada. El portavoz socialista en las Cortes, Luis Tudanca, ha acusado al líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, de "esconderse y no dar la cara" al no acudir este Lunes Santo al debate de investidura en el que se elegirá a Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta, tras el acuerdo con Vox. Tudanca se ha referido a las palabras del jefe de los 'populares' europeos, Donald Tusk, quien consideró "una capitulación" el pacto alcanzado con Vox en la Comunidad.

"Porque ustedes han capitulado. Porque toda apariencia de derecha moderada que les quedara ha sido disuelta en este acuerdo de poder", ha enfatizado Luis Tudanca, quien considera que con este acuerdo con Vox en Castilla y León, el Partido Popular "ha llegado a su destino después de su interminable viaje al centro" y se ha quedado "más a la derecha que nunca". Por ello, el portavoz socialista considera que el líder nacional del PP, Núñez Feijóo, tendría que haber asistido a esta sesión plenaria "a dar la cara", y ante su ausencia le ha acusado de esconderse y dejar "a los castellanos y los leoneses con un gobierno con la extrema derecha". Y aunque hace tres años, cuando el PP y Cs llegaron a un acuerdo de Gobierno en la Comunidad, estaba claro que "después de lo que había hecho" Ciudadanos desaparecería, a día de hoy, la duda de Luis Tudanca es si en esta ocasión será el PP "quien sea absorbido".

Las líneas rojas de Tudanca son la violencia machista y la memoria histórica. "La violencia de género existe en una sociedad a la que le queda mucho por hacer", ha señalado. "Le suplico que no mercadee con los derechos de las mujeres", ha afirmado Tudanca. También mencionó quienes "siguen en las cunetas". "Usted no será mi enemigo, yo sigo creyendo en la política y el interés general. Yo combato ideas y defiendo mis ideales y me declaro feminista. Por eso sí combatiré a quienes atacan a las minorías. Y por eso me rebelo hoy", ha aseverado Tudanca. "Hoy me niego a blanquear lo que está haciendo el PP. La esperanza sigue viva porque esta tierra volverá a tener futuro; dejadnos la esperanza", ha concluido parafraseando a Miguel Hernández.

La respuesta de Mañueco

Durante su turno de réplica, Alfonso Fernández Mañueco le criticó porque "está en la élite de la descalificación. No es eso lo que quieren las personas de Castilla y León, su estilo vacío no convence", le respondió. Tras los aplausos, Mañueco le reprochó a Tudanca no aceptar los resultados de la democracia. "Lo que usted ha oído de mi boca esta mañana es lo que ha salido de las urnas el 13 de febrero en libertad". "Han suspendido en primero de democracia. No pueden dar lecciones a nadie, señor Tudanca". "Usted es un político dócil al interés de Sánchez y embarcó una moción de censura, así que la estabilidad no le importa nada, sólo la voz de su amo". Mañueco ha continuado: "Ha preferido quedarse chillando y no participar en el juego político. Sus ofertas nunca son sinceras. Usted quiere alimentar una confusión donde no sea posible hacer nada. Desde la moción, no dé lecciones morales a nadie. No toleramos inquisiciones ni imposiciones".

Del mismo modo, el candidato a la Presidencia de la Junta le recordó que "usted es un político dócil al interés de Sánchez y embarcó una moción de censura, así que la estabilidad no le importa nada, sólo la voz de su amo". Mañueco le reprochó a Tudanca que haya" preferido quedarse chillando y no participar en el juego político. Sus ofertas nunca son sinceras. Usted quiere alimentar una confusión donde no sea posible hacer nada. Desde la moción, no dé lecciones morales a nadie. No toleramos inquisiciones ni imposiciones", replicó, antes de rechazar que la memoria histórica  se utilice como un elemento político. 

"Perdió la moción, el rumbo y el norte", otra vez en alusión a Tudanca. "Usted llega con cualquier pancarta y no era lo que quieran las personas de Castilla y León. Yo sigo políticas de impuestos bajos y usted encarna una política de asfixia a las familias". "Yo represento el diálogo y usted la convulsión". "Castilla y León o quiere ser una muesca más en la cartera del señor Sánchez", expresó Mañueco durante su turno de respuesta. 

Tras esta intervención, le tocó de nuevo a Luis Tudanca, quien ironizó con que Mañueco necesitara "diez años para traerme la réplica escrita". Ha arremetido también contra los nuevos impuestos del PP tiempos atrás para atacar la política fiscal de Mañueco. En un duro ataque a Vox, Tudanca ha pedido que no se rían de las víctimas del terrorismo con determinados nombramientos. Entre otros reproches, el dirigente socialista ha puesto encima de la mesa los millones de euros que esperan las cuencas mineras de León "por la inacción de su gobierno". "Hay otra Castilla y León posible", concluyó.

Turno de dúplica de Mañueco

"Hay que saber perdonar", le respondió Mañueco a Tudanca. "Le encuentro superado por la tarea que se le encomendó y no consiguió. Le propongo una función: atacar la mayoría parlamentaria en esta cámara en una pataleta infantil que todavía le dura. Es lo que hizo con una moción de censura con transfuguismo", subrayó. "Castilla y León no ha perdido un tren, lo ha perdido usted. Traicionó a Castilla y León para embarcarse en una nauseabunda búsqueda de tránsfugas", ha aseverado Mañueco.

Tudanca reprocha a Mañueco que convierta al PP "en el Caballo de Troya de la extrema...