sábado 28/5/22
Balonmano | Liga Asobal

El Ademar León reflexiona sobre el futuro

El equipo de Cadenas queda fuera de Europa a falta de tres jornadas para que acabe la Liga

La mala temporada obliga al club a rediseñar la plantilla a fondo

cadenas
Manolo Cadenas tiene un año más de contrato con el Ademar. MARCIANO PÉREZ

Decepcionante. Así podría resumirse la temporada del Abanca Ademar en Liga y también en la Copa del Rey. Los leoneses, que en la primera vuelta solo fueron capaces de cosechar cinco victorias —por diez derrotas—, llegaron a ocupar durante varias jornadas el antepenúltimo puesto hasta que el comienzo de la segunda parte de la competición liguera, en febrero, les hizo reaccionar hasta colocarse con opciones reales de disputar las plazas con billete a Europa. Un sueño que sin embargo se vino abajo a partir del derbi contra el Atlético Valladolid, que le derrotó en el Huerta del Rey 45-40. Desde entonces, el conjunto que entrena Manolo Cadenas solo ha sumado un punto de seis —empate con Huesca y derrota ante Benidorm— echando por tierra cualquier esperanza de estar en la segunda máxima competición continental en la 2022-23.

Una plantilla prácticamente nueva, con jugadores jóvenes de muchas nacionalidades diferentes, la ausencia de veteranos y la pérdida de dos porteros de máximo nivel como Khalifa y sobre todo Dino Slavic, explican —en gran medida— el descalabro de un Abanca Ademar León que no se irá oficialmente de vacaciones hasta que termine este mes, pero cuya única motivación ya es terminar la Liga de forma honrosa.

Hay tiempo aún por delante para planificar el futuro del primer equipo, aunque ya ha habido contacto con jugadores de cara al próximo año. Toca un duro trabajo para encontrar un extremo de garantías que sustituya el hueco de Jaime Fernández —y que acompañe a Casqueiro— y sobre todo obliga al entrenador y a los dirigentes de la entidad ademarista a replantearse seriamente la estrategia a seguir.

La mayoría de los jugadores tienen contrato en vigor, pero eso no es garantía de nada. Habrá más salidas de las que en un momento se esperaban. El problema, pese a que el presupuesto del club es el tercero más alto de la Asobal, será convencer a jugadores con galones de que apuesten por venir a un Ademar en horas bajas. La Liga está cada año más devaluada y no disputar Europa ayuda poco a decidirse por el sí. Quedan semanas duras por delante con una plantilla que no ha sabido mantener la regularidad y que necesita veteranos con galones urgentemente.

El Ademar León reflexiona sobre el futuro
Comentarios