martes 24/5/22

Situado en el epicentro del huracán desde que el Barça abofeteó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu dos semanas y media atrás, Carlo Ancelotti salió reivindicado de Stamford Bridge. Aunque las portadas por la contundente victoria de los blancos frente al Chelsea se las llevó Benzema con otro ‘hat-trick’ que eleva la leyenda del lionés, el repaso táctico que le dio a Thomas Tuchel sirvió para que el técnico de Reggiolo se redimiese con un nuevo triunfo de prestigio que acalla las críticas que desató su errático planteamiento en el clásico.

La apuesta por Valverde para reforzar el costado derecho e insuflar energía a su equipo fue un acierto en toda regla de Ancelotti. El Pajarito refrendó su mutación a Halcón con una actuación soberbia. Su enorme despliegue permitió borrar del mapa el carril zurdo del Chelsea, donde un Azpilicueta a pierna cambiada apenas pudo asomar en el trallazo que sacó Courtois en la segunda parte. El charrúa cerró el flanco débil de la zaga visitante, permitiendo que Carvajal adoptase una posición más centrada para dificultar la labor de los habilidosos mediapuntas encubiertos del Chelsea, ayudando a la vez a equilibrar la batalla física en el centro del campo y amenazando con sus incursiones ofensivas, como en la acción que derivó en el latigazo al travesaño de Vinicius, todavía con 0-0 en el marcador.

Por otra parte, el brasileño Éder Militao tuvo que abandonar el terreno de juego en la victoria del Real Madrid frente al Chelsea (1-3) en el minuto 64, pero, tras las pruebas realizadas ayer en la Ciudad Deportiva del club, se comprobó que solo sufre un golpe en la cadera derecha y podrá estar maána contra el Getafe.

También tuvo molestias en la rodilla derecha, que le llevaron a ser sustituido por Nacho, además en la primera mitad que le supuso el mencionado golpe, pero ambos lances se quedaron en un susto.

Ancelotti logra su redención con un triunfo de prestigio en Stamford Bridge
Comentarios