jueves. 09.02.2023
Vidales correrá en la Súper Fórmula Light de la mano de la escudería BMAX. MÓNACO INCREASE MANAGEMENT
Vidales correrá en la Súper Fórmula Light de la mano de la escudería BMAX. MÓNACO INCREASE MANAGEMENT

Paso a paso David Vidales va acercándose cada año a su sueño, poder hacerse con un asiento en la Fórmula 1. Desde los karts donde sumó éxitos y podios a nivel mundial pasando por la Fórmula 3 donde el pasado ejercicio ya demostró con la escudería Campos Racing que podía ganar (lo hizo en el GP de España), ahora al piloto leonés le llega la oportunidad, como en su día ya apuntó Diario de León, de desembarcar y mostrar su talento en un nuevo escenario, la Súper Fórmula Light Japonesa. Allí buscará también demostrar su calidad... y luchar por el título de campeón.

—¿Qué supone para ti correr en la Súper Fórmula Light japonesa?

—Un paso adelante y también una oportunidad para seguir creciendo. Es un campeonato de alta exigencia donde marcas como Toyota, Honda y Nissan fijan sus miras. Para mí conlleva un reto que espero aprovechar y de paso acercarme un poco más a mi sueño de correr algún día en la Fórmula 1.

—¿Era la mejor opción?

—Sin duda. Tuve la opción de correr la Fórmula 2 pero considero que el mejor camino para llegar lejos es este. Ha sido una decisión meditada y en la que he priorizado el futuro.

—Se dice que la cultura nipona es muy diferente a la europea, ¿también en esta faceta a nivel de competición?

—Sin duda. La forma de correr allí conlleva otra filosofía. Entre otras cosas se suman más kilometrajes sobre la pista para probar y afinar la puesta a punto. En Europa se utiliza bastante el simulador y allí es todo lo contrario. A nivel de ingenieros también cuentan con un potencial enorme. Además son más metódicos y precisos. Aunque estamos a miles de kilómetros y a veces existe algo de desconocimiento de lo que supone esa competición lo que sí es seguro es que no tiene nada que envidiar a otras como la Fórmula 2. Incluso pilotos que han corrido en esta última se han pasado a la Súper Fórmula Light.

Decisión meditada
«Podía haber disputado  la Fórmula 2 aunque considero que hacerlo en Japón es la mejor opción» 

—Resides desde hace unos años en Italia, ¿seguirás haciéndolo?

—No lo tengo del todo decidido aunque sí bastante encaminado. Mi intención es vivir allí para poder estar más cerca del equipo en el día a día y no sólo en los fines de semana de competición. Creo que sería muy positivo para mí y la propia escudería.

—Va a ser un cambio bastante importante.

—Sí, pero si quieres cumplir tus sueños tienes que trabajar para ello. No creo que me cueste mucho. La forma de vida y la cultura son bastante distintas, además del idioma. Pero me han acogido muy bien allí y eso para mí es un aliciente. Respecto al idioma llevo ya algún tiempo aprendiéndolo. Y es que en el equipo sólo hay una persona que habla inglés. Por eso es necesario aprender japonés para que la comunicación sea más fluida y provechosa.

—Llegas a una escudería como BMAX, una de las más consolidadas y fuertes del campeonato.

—Para mí es una suerte. Y también un aliciente. El equipo es muy profesional con unos ingenieros extraordinarios. Lo que más me ha gustado es su modo de trabajo que da seguridad y confianza al piloto.

Apuesta al máximo
«No me planteo otra cosa que no sea ganar el título, siempre que corro lo hago para ser el mejor»

—Aunque hablamos de este 2023, ¿te has planteado a medio plazo otros escenarios?

—Este primer año en Japón será para disputar la Súper Fórmula Light. E intentar ganarla. El próximo también espero estar allí, en este caso para hacerme un hueco en la Súper Fórmula. Esa categoría es incluso más fuerte que la Fórmula 2 y la que puede acercarme un poco más a la Fórmula 1. Mi idea es estar allí al menos dos años aunque lo primero es este. 

—Un campeonato de la Fórmula Súper Light con 18 carreras en tres fines de semana. Y de mayo a noviembre. 

—Va a ser muy duro. Pero también representa para mí un atractivo. Voy a tener que vérmelas con pilotos muy buenos, algunos incluso con experiencia en la Fórmula 1 y otros legados de la Fórmula 2. No va a ser fácil pero creo que puedo hacer un buen papel. Siempre corro parea ganar y en este caso no va a ser una excepción. Sé que tengo que adaptarme un poco más pero las sensaciones que he experimentado en los primeros test han sido muy buenas. Y aún quedará otro en marzo para que este proceso sea el idóneo de cara al campeonato.

«Estoy aprendiendo japonés para integrarme en el equipo»

—Este año vas a competir en un campeonato que no conoces y en un país también desconocido como Japón. ¿Cómo te lo planteas?

–Con la máxima ilusión. Y dispuesto a responder a la confianza que Monaco Increase Management ha depositado en mí y también la escudería BMAX.

—¿Qué crees que te va a costar más, adaptarte a la competición o al estilo de vida y cultura nipona?

—Espero que en los dos casos el aprendizaje sea rápido. A nivel de competición en los test celebrados en diciembre de 2022 demostré que puedo hacerlo bien. Y en cuanto al estilo de vida y aunque la cultura japonesa tiene muchas cosas distintas a la europea y en mi caso a la española creo que tampoco voy a pasar problemas excesivos. Hasta en el idioma. Llevo ya algún tiempo aprendiendo japonés y por ahora me defiendo bastante bien.

—Qué diferencias has apreciado entre un Fórmula 3 con el que competiste el pasado año de un Súper Fórmula Light con el que vas a correr ahora?

—En cuanto a la aerodinámica puede decirse que las diferencias no son excesivas. Entre las diferencias se encuentra que el monoplaza que voy a conducir es más ligero. Eso tiene sus pros y sus contras. Por eso hay que saber aprovecharse de las primeras e intentar minimizar la segundas.

—Y hablando de los circuitos. Vas a pilotar en alguno con mucha historia como los de Suzuki, Fuji y Motegi.

–Será un aliciente a mayores. Tienen sus particularidades pero me encanta pilotar en ellos.

David Vidales: «Correr en Japón supone un paso hacia mi sueño, la Fórmula 1»
Comentarios