martes 27/10/20
Fútbol | Segunda B

Para empezar, un hat-trick de Dioni

Dioni se erigió en el gran protagonista del partido, primero por su hat-trick y después por la lesión sufrida tras una dura entrada del sportinguista Koné. AURELIO FLÓREZ

Nada mejor que ‘disfrazarse’ del Real Oviedo para asaltar el feudo del Sporting de Gijón, aunque sea el filial de Mareo. La Cultural dio imagen de gran equipo, jugó muy bien al fútbol, se sobrepuso a algunos fallos lógicos a estas alturas del ejercicio y acabó goleando 2-4 con un protagonista por partida cuádruple, Dioni Villalba.

Tres por cada uno de los goles que convirtió, y la cuarta más desgraciada ya que no pudo acabar el encuentro, dañado en su rodilla por una fea entrada de Koné. Se espera que no sea nada grave. Pero el primer triunfo y se puede decir que la primera exhibición leonesa ahí quedan ya para el registro.

La Cultural firmó un gran primer periodo, jugando con una velocidad más ante un voluntarioso Sporting B. Partiendo desde la solidez defensiva, con Eric Montes basculando entre el centro del campo y la línea de centrales para reforzar en diversas fases con zaga de cinco, el once culturalista dio buenas sensaciones y no tardó en plasmarlas en el marcador.

Avisaba Pipo con una percusión por la izquierda que no acababa de convertir Héctor Hernández por muy poco apenas a los dos minutos, y poco después el potente disparo de Sergio Marcos se perdía por encima del travesaño. El control era de los leoneses y apenas a los ocho minutos, el remate del ariete Dioni se iba al fondo de las mallas haciendo el primer tanto de la Cultural 20-21 en Liga.

Pipo puso desde la frontal un centro perfecto, picadito, que superó a los centrales y Dioni controló con el pecho antes de fusilar al arquero asturiano.Reaccionaron los sportinguistas desde la dinámica y los balones en largo. Koné percutía por la banda izquierda y Berto era de los mejores entre líneas, pero en esa fase de más acoso rojiblanco, la seguridad defensiva de los leoneses salía a relucir.

Así, el empate tenía que llegar en una jugada a balón parado y así sucedió. Una falta muy peligrosa en la frontal, apenas a medio metro de la cal del área, la convertía Berto con un perfecto zurdazo al palo del portero, abajo, con un Zubiaurre quizás algo tapado y que sólo pudo recoger el esférico del fondo de las mallas.

Pero la reacción culturalista resultó fulgurante, poniéndose por delante un parpadeo más tarde gracias a la picardía de Pipo. Un fallo de coordinación en la zaga astur en un despeje, balón suelto, Pipo es el más vivo y cae derribado en el área. Penalti absurdo, pero sin discusión, que la pierna derecha de Andy Kawaya llevaba a las redes con un chupinazo raso inapelable. 1-2, reacción de campeón.

La Cultural se mostraba superior, con más cuajo, más equipo, mejor distribuida en el rectángulo y moviendo el cuero con sapiencia. Al descanso, superioridad en el campo y en el marcador.

Dio un paso adelante el Sporting B en el segundo periodo, mientras la Cultu contemporizaba. Susto a los siete minutos en una entrada del filial gijonés por la izquierda, bien cortada al final por Mario Sánchez. El primer aviso leonés, al minuto cuando Dioni le robaba la cartera a Argüelles y su centro raso lo remataba Sergio Marcos, sacando Javi con apuros poniendo los puños.

Así, a los once minutos la contra visitante supuso el 1-3, acción llevada por Pipo y tiro final de Dioni cruzado y raso a las redes. Y el susto, a la hora de encuentro cuando Koné combinaba con Álvaro, llegaba hasta línea de fondo y su centro raso lo remataba alto Trabanco.Tras este susto, los leoneses volvieron a jugar a placer. Héctor Hernández volvía a rondar el gol, pero su compañero en la delantera, Dioni, no perdonaba al paso por el minuto 67. Maravillosa combinación entre el ariete y Andy Kawaya, pared al borde del área para que el ´17´ entrase como cuchillo en mantequilla para machacar con un trallazo arriba, imposible para el joven cancerbero asturiano. Y aquí se acabó el partido.

Para empezar, un hat-trick de Dioni
Comentarios