lunes 09.12.2019

Globalia busca reinventarse con el AVE y con la expansión hotelera

josé antonio bravo | madrid


Cerca de cumplir el medio siglo de vida —el grupo fue fundado en 1971 por Juan José Hidalgo, como extensión de su primera compañía de autobuses—, Globalia, que opera desde hace años como ‘holding’ por las múltiples marcas que alberga, busca reinventarse a medio plazo con la entrada en el transporte ferroviario y la expansión hotelera como metas. Medio plazo porque aunque esta semana se conoció la venta pactada de su principal enseña, Air Europa, a su gran rival Iberia-IAG, fuentes de la propia compañía matizan que hasta que se cierre la operación -previsiblemente en el segundo semestre de 2020- trabajarán, incluida la propia aerolínea, «como si nada hubiera pasado».


«No se va a paralizar nada, ni el acuerdo condicionará nuestro negocio en los próximos meses», apuntan. Y es que si bien en Globalia cuentan con parte de los 1.000 millones de euros de esa venta jugosa -9,2 veces el ebitda (beneficio bruto de explotación de Air Europa en 2018)- para financiar nuevos proyectos, no descartan del todo que las autoridades regulatorias pongan reparos, incluso serios, a una integración en IAG que daría a este grupo el control del 66% del mercado doméstico de aerolíneas, y casi el 25% en las conexiones entre la UE y Latinoamérica. Por eso, insisten, «nuestra prioridad sigue siendo que los aviones lleguen puntuales a destino» e incluso abrirían las nuevas rutas previstas. Para ello quieren mantener el acuerdo de ‘joint venture’ con Air France para operar rutas en esa región continental, aunque sus nuevos socios quieren «reevaluarlo» y hablar con los gestores de Globalia tras el pacto con IAG, su principal rival para Europa y Latinoamérica. En todo caso, Javier Hidalgo, consejero delegado del ‘holding’ turístico, trabajará en una doble vía: diseñando la nueva corporación si al final sale Air Europa pero, a la vez, no renunciando mientras a una sustancial vía de ingresos y, además, un soporte clave en su expansión hotelera.

Globalia busca reinventarse con el AVE y con la expansión hotelera