lunes. 03.10.2022
                      Una de las detenciones practicadas recientemente. GUARDIA CIVIL
Una de las detenciones practicadas recientemente. GUARDIA CIVIL

El aumento en cerca de un 200% de los delitos contra la libertad sexual y del 103% en las sustracciones de vehículos lastran la tasa de criminalidad de la provincia de León, que creció un 32,4% en la provincia y un 43,8% en la capital. Ponferrada y San Andrés del Rabanedo experimentaron un menor aumento y se quedaron en torno al 16% de aumento.

Los datos corresponden al balance de criminalidad elaborado por el Ministerio del Interior para el primer semestre del año. Hubo casi mil infracciones penales más en ese periodo que en el año anterior por las mismas fechas.

A tenor de las explicaciones de los responsables de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de la Policía Local, la cuestión radica en un mero efecto aritmético. De una violación el año pasado se salta a tres este año. El dato estadístico es irrefutable «pero no se puede decir que León haya dejado de ser una ciudad segura», explicaron fuentes policiales.

Sí son más preocupantes los casos de abusos y resto de delitos contra la indemnidad sexual, que crecen en términos absolutos y no solamente de proporción. Pasan de 14 a 31 en una peligrosa tendencia. En el caso de la provincia, el salto es de 22 a 68.

Con las sustracciones de vehículos ocurre algo similar y de las 30 que se registraron en el primer semestre del año se ha pasado a 61. También crecen de forma importante los hurtos pequeños, que se duplican.

No se debe dejar de lado el importante repunte de las riñas tumultuarias. De las 50 que se sumaron el año anterior se pasa a 88 en este estudio, que refleja un suave recorte en los asuntos relacionados con el tráfico de drogas, que bajaron de 34 a 30.

El apartado de homicidios se reduce de forma considerable. De los cuatro casos que saltaron a los medios de comunicación el año pasado se baja a solamente uno este año, el de la muerte de un varón a manos de su compañera sentimental en el término municipal de San Cristóbal de la Polantera.

Los robos también aumentan entre un 37% y un 49% dependiendo de la tipicidad que asiste a cada caso. En porcentaje, sube el apartado de los de violencia e intimidación. En términos absolutos, el que crece es el de los robos con fuerza. En cualquier caso, son datos preocupantes.

La delincuencia se dispara en León y crece un 43,8% en la capital