jueves 27.02.2020

La formación combinada con la empresa alcanzó ya los 88 puestos

La FP Dual ha sufrido este curso un considerable incremento, alcanzando los 88 puestos de aprendizaje, frente a los 48 que se lograron el año pasado. Pese a todo, la implantación de este sistema de formación que combina las clases teóricas con prácticas directas en las empresas durante un largo periodo de tiempo en el que, además, el alumno cuenta con un trabajador que actúa directamente como tutor para completar su aprendizaje, sigue siendo ardua en León debido, principalmente, a las características del tejido industrial. Las pymes y las micropymes leonesas no se lanzan a la admisión de estos alumnos por la implicación que exige, además de que tienen que asumir algunos costes durante la formación del alumno. Principalmente son las grandes empresas las que más apuestan por este modelo. De hecho, el ciclo de Redes Eléctricas que se imparte en el Tecnológico Industrial de León ofrece cada curso formación dual a todos los alumnos matriculados en el ciclo, algo que es una excepción, ya que en la mayor parte de las propuestas se debe hacer una selección entre los estudiantes para elegir quiénes acudirán a formarse en las empresas.


La formación dual en la FP comenzó a implantarse en la provincia en el curso 17/18, cuando llegó a tres centros con la implicación de cuatro empresas. Los puestos de aprendizaje fueron 23 y los proyectos autorizados desde la Consejería de Educación, tres. Para este curso ya son 21 las autorizaciones, que ofrecen 88 plazas para los estudiantes en una veintena de empresas. Los centros que apuestan por ofertar ciclos en este modelo son siete, los mismos que en el curso 18/19. Entonces, fueron quince los proyectos aprobados desde Valladolid, vinculados a siete centros educativos y con una oferta de plazas para los alumnos fue de 48.

La formación combinada con la empresa alcanzó ya los 88 puestos