sábado 23/10/21
Decimosexta emisión

John Bramley: "El jazz en solitario es una muestra de los pensamientos y las emociones"

Con la cuarentena ha retomado un álbum de rock progresivo que compuso a los 18 años

John Bramley
John Bramley, en un concierto. CONRADO MARTÍN

Cursó sus estudios en la Civica Scuola di Musica de Milán porque sabía que quería dedicarse profesionalmente a la música. Su afición a las teclas le vino de antes, cuando tenía solo once años. Alessandro John Bramley (Italia, 1989) lleva dos años en León y desde entonces no ha dejado de colaborar con otros músicos leoneses.

Llegó a tocar con la banda leonesa Torque. Ahora lo hace junto a Javier Baillo y Pepe López formó el John Bramley Trío, proyecto de jazz con el que además lleva a cabo la primera jam session de jazz que se hace en León, en el Ret Marut. También comparte junto a Mario Delgado, guitarrista y compositor de Forman's Driveway —y que ya pasó por La ventana del Diario— el dúo Downtown Alley, un repertorio de blues antiguo y canciones propias que de vez en cuando pasan de la actuación a la didáctica en la Universidad de León. El proyecto más reciente es Hysteria Rock Band, "una reinvención moderna de la orquesta de verano tradicional en forma de cover band", con éxitos de los 70, 80 y 90.

Hay gente que no comprende el jazz. ¿Cómo explicaría su belleza?

A ver, el tema es delicado. Creo que sea más una cuestión de costumbre social, comercial y de mercado en la que la sociedad recibe un 80% (o más) de propuesta musical unidireccional. En el imaginario colectivo no existen otras claves de lectura de la música y la mayor parte de la gente no concibe cómo se puede disfrutar de la música a múltiples niveles.

El jazz es una conversación espontánea entre los músicos, y extremadamente conectada con el público que, sin saberlo, participa en la actuación. Cuando un jazzista toca en solitario se traduce en un monólogo, una muestra de sus pensamientos y emociones expresados en música.

¿Cual es su pianista favorito de la historia?

La constante búsqueda de un lenguaje personal te obliga a investigar siempre nuevos estímulos, y eligir un pianista con el cual no tienes una relación personal es como preferir un poeta en lugar de otro. Cada uno tiene algo que enseñarme.

En mi caso probablemente diría Dado Moroni, un pianista italiano que ocupa en mi preparación un lugar especial, desde luego un artista formidable.

¿Compagina la música con alguna otra actividad?

Intento que toda mi actividad profesional gire en torno a la música. Profesionalmente, busco que la música ocupe todo el radio de acción, es decir, enseñanza, composición, conciertos, grabación, estudio, etc. Soy muy aficionado a las artes marciales, que intento practicar siempre que puedo y además me apasiona la historia que procuro estudiar un poquito casi a diario.

¿León invita al jazz?

Yo creo que sí, por supuesto. La escena de música en directo en León es muy rica y la gente está acostumbrada a recibir todo tipo de música. La cuestión es que el jazz en los últimos años aquí en León, bajo mi percepción de recién llegado, ha tenido un subidón de aficionados, hay músicos muy activos en el escenario cultural de funk y jazz, no me meto en nombres porque sería una lista muy larga. Pero el factor esencial que me convence de que los leoneses están preparados para el jazz es la curiosidad y la costumbre de escuchar música nueva y poco habitual.

¿Está trabajando en algún proyecto nuevo, sea en solitario o con sus bandas?

Actualmente, debido a esta situación de cuarentena, estoy volviendo a trabajar sobre un proyecto de hace 12 años, un álbum de rock progresivo que compuse con 18 años. Estoy con la grabación de una demo de los temas. Además, estoy estudiando para grabar un disco a piano sólo con mis composiciones.

¿Le gustaría volver a tocar a Italia?

Por el momento estoy centrado en mi carrera profesional en España, aunque por supuesto no estoy cerrado a moverme en otros contextos cuanto más siendo Italia mi país.

¿Qué van a poder disfrutar los usuarios de Diario de León en su directo?

Podrán disfrutar de temas de toda la vida, muy reconocibles y de distintos estilos arreglados por mí; y alguna que otra composición propia que espero que guste y sorprenda.

¿Cómo lleva la cuarentena?

Sinceramente, la única preocupación que me pesa es mi familia en Italia. Somos de un pueblo que está muy cerca de la zona roja más afectada, y con que ellos estén bien me quedo más tranquilo.

Yo desde luego lo único que echo de menos verdaderamente es la posibilidad de ir de excursión, correr y dar paseos por el campo. Por lo demás lo llevo, diría, estupendamente.

¿Qué cree que vamos a aprender de esta dura experiencia?

Esta emergencia está demostrando que elementos sociales como la sanidad pública, la solidaridad, la sinceridad y el respeto, además de la paciencia por el bien común como valor máximo son elementos imprescindibles de una sociedad que se pueda definir civilizada. Una sociedad tan servilmente pegada al ganar y acumular dinero en las últimas décadas, tan pegada a un concepto concomitante del crecimiento como única finalidad, seguramente no pueda sobrevivir, porque al fin y al cabo no es rentable, y la "desesperación" de algunos por el simple hecho de tener que quedarse en casa lo demuestra.

Espero que haya una reconsideración de las prioridades sociales y laborales cuando todo se acabe, que empiece por abajo y llegue hasta las esferas más altas del establishment.

John Bramley: "El jazz en solitario es una muestra de los pensamientos y las emociones"