miércoles. 10.08.2022

La oposición frena el plan de Diez para levantar San Marcelo y privatizar el parking

El PP y Cs suscriben la moción promovida por la UPL que obliga a estudiar la municipalización y consensuar la obra
                      La reforma integral de la plaza de San Marcelo prevista por el gobierno de Diez queda por el momento en suspenso. RAMIRO
La reforma integral de la plaza de San Marcelo prevista por el gobierno de Diez queda por el momento en suspenso. RAMIRO

Antes que levantar la plaza de San Marcelo y volver a concesionar el aparcamiento subterráneo, José Antonio Diez ha logrado alzar a la oposición. El plan del alcalde para volver a privatizar la gestión del estacionamiento, a cambio de que la empresa adjudicataria asuma el coste de la rehabilitación y un canon anual, queda bloqueado de momento.

El plante de la UPL obliga ahora al PSOE a tener que pactar la solución antes de llevarla al Pleno. Los socialistas no podrán descartar la municipalización y necesitarán alcanzar el consenso para el proyecto de reforma exterior, después de que los leonesistas pusieran pie en pared con una moción a la que se suman ya el PP y Ciudadanos para conformar una mayoría opositora que deja en inferioridad el gobierno en minoría del regidor.

La iniciativa de la UPL enmienda la sentencia con la que el equipo de gobierno de Diez quiso cerrar el debate en el último Pleno. Ante la pregunta de Ciudadanos de por qué no se habían estudiado otras alternativas, el PSOE se enrocó en que «no existe en este momento ninguna opción viable que no sea la de la concesión».

Pero, en contra de lo que se hizo en el estudio de viabilidad, en el que se limitaron a evaluar la nueva privatización del servicio por un periodo de 25 años, después de que el pasado 21 de junio cumplieran los 50 años iniciales, los socialistas tendrán que ordenar a los técnicos que elaboren un informe «pormenorizado para la municipalización de la gestión».

El informe tendrá que llevarse a Pleno para «la decisión definitiva sobre su municipalización, posibilidad de empresa mixta en la gestión o régimen concesional», como se recoge en la moción registrada ayer por la UPL y que podría ir al próximo Pleno con el aval del PP y Cs. La decisión abre un nuevo escenario para el aparcamiento subterráneo, cuyo anteproyecto de obras y estudio de viabilidad están aún en el periodo de exposición pública durante un mes para cumplir con el trámite de consulta previa. Ahora, su avance dependerá de que se sume una mayoría suficiente que pueda impulsar el modelo de gestión.

Por ahora sólo está el estudio de viabilidad de la concesión, en el que la empresa adjudicataria lograría unos beneficios de 1.689.786,58 euros, descontadas las nóminas de los 6 empleados, el gasto corriente, la amortización de los 2,8 millones de la inversión de las obras de rehabilitación y el desembolso del canon anual al consistorio. El último concepto le aportará al Ayuntamiento 4.497.054,08 euros, a razón de un mínimo de 140.000 euros anuales, actualizables, durante los 25 años.

La previsión queda muy por encima de la materializada en el último aparcamiento concedido, el de la Plaza Mayor, por el que el consistorio recibe 17.099 euros al año por parte de las empresas Emserco y Sogesel; esta última, parte también de la UTE beneficiaria del millonario contrato de privatización del mantenimiento de la ciudad, adjudicado por Diez en el presente mandato.

Pese a que el documento insiste en «la imposibilidad real y económica» de optar por otra alternativa, la UPL defiende que «siempre» ha apostado, «como por ejemplo con la pretendida privatización del servicio municipal de autobuses, por la municipalización como cauce más adecuado no solo para una gestión racional municipal, sino para que los beneficios generados reviertan en el Ayuntamiento», en lugar de ir a una empresa privada.

Frente a los inconvenientes laborales que ya se exponen en el estudio de viabilidad, la moción de la oposición admite que puede haber «dificultades» para gestión municipal, «incluso la obligación de subrogación de los empleados que actualmente prestan el servicio en el aparcamiento», pero apunta que «tampoco se puede considerar complicado, en cuanto a que no es una gran empresa». «Permitiría una adecuada conservación del aparcamiento que de manera habitual el concesionario en los últimos años de concesión lamentablemente no se ocupa de ello, al tiempo que podría suponer unas tarifas menos gravosas que beneficiarían también a los usuarios», concluyen el texto que saldrá adelante en el Pleno.

La oposición frena el plan de Diez para levantar San Marcelo y privatizar el parking