sábado. 26.11.2022
undefined
Babies de los alumnos de un aula de Educación Infantil. EMILIO NARANJO

¿Quién abrirá los colegios en Navidad? Esta es la pregunta que lanzan desde la federación de servicios públicos de UGT ante la problemática que surge con la entrada de las aulas de 2-3 años en los centros educativos. El resto de los cursos cogerán vacaciones y, como venían siendo hasta el curso pasado, los colegios cerrarán sus puertas hasta después del día de Reyes, pero con la llegada de los más pequeños, los colegios tienen que cerrar sólo tres días. "Los conserjes son personal de los ayuntamientos y tienen su convenio", señala la secretaria del Sector de Administración Autonómica de UGT-SP UGT León, Ruth Sanz, quien concreta que, además, en unos colegios ya se ha informado a los padres que cerrarán en diciembre mientras que en otros se hará en enero. Desde UGT exigen un calendario único tanto para los colegios como para las escuelas infantiles que unifique criterios.

"La gratuidad para los niños de 2-3 años es tan sólo para el periodo lectivo, por lo que las familias tendrán que abonar la parte proporcional de los días que estos alumnos acudan al centro", añade Sanz, en relación a que esta etapa educativa también es un apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar, como ocurre cuando los pequeños acuden a las guarderías o a las escuelas infantiles, ya sean de titularidad municipal o autonómica.

A la falta de material, tanto de trabajo como juguetes para los pequeños, desde UGT suman la falta de personal de administración, mantenimiento o subalternos en los centros educativos de la provincia de la provincia de León, tanto colegios como institutos.

Sanz concreta que en el instituto Sánchez Albornoz "llevan mes y medio esperando personal de servicios" y que en el Eras de Renueva "la persona de mantenimiento, que es compartida con el Legio VII, no llega a todas las tareas". Esta situación afecta, también a las tareas de desinfección en los centros educativos y "al mal estado que atraviesan como se ha demostrado en el colegio San Claudio".

"Al personal administrativo se le impone el cierre de vacaciones y se limita a ciertos periodos su periodo vacacional y no se les compense esa imposición, mientras que al personal laboral sí", indican desde el sindicato, para señalar que esto genera diferencias y enfrentamientos entre los distintos estamentos".

Obras en los colegios

La llegada de los niños de 2-3 años ha exigido que los colegios adapten sus espacios para acoger a estos pequeños: cierre de patios, aulas nuevas con baños o nuevas zonas de acceso. Sanz señala que en Villacedré, como las obras aún no han terminado, los niños tienen que subir a la segunda planta de la Casa de Cultura, donde reciben clase en una sala, los baños se han hecho, pero en algunos casos "no están bien preparados", los radiadores han tenido que cubrirse para que los alumnos no se hagan daño, se han acotado zonas en los patios "de tan sólo 20 metros cuadrados para 20 niños" y "los cambiadores no están bien instalados", especifica, para añadir que, aunque "cumplen con la normativa", no son los más adecuados para atender las necesidades de este alumnado.

El sindicato concreta que a pesar de la integración de estos alumnos en los colegios, "no se da el valor educativo" a este curso y que "se vulnera el convenio colectivo de las técnicas de Educación Infantil", porque en el 25% de la jornada que tienen para preparar los contenidos del aula se les incluyen los descansos u otras tareas que impiden que dediquen este tiempo a preparar el desarrollo en el aula.

¿Quién abrirá el colegio en Navidad?