viernes 27/5/22

El sector servicios echa el freno

La provincia registra 205 parados más en el mes de marzo, con un total de 26.252 leoneses sin empleo Los datos son peores que los del mes de febrero, aunque con respecto a hace un año, en León hay 7.405 personas más con trabajo
 

GRÁFICO: MIGUEL ÁNGEL ALONSO

El sector servicios, acostumbrado a tirar de la economía en la provincia de León, ha puesto en el mes de marzo el freno. Pendiente de la campaña turística de Semana Santa, que arrancará en estos días, los trabajadores del sector sin un empleo aumentaron en 170, por lo que ya son 18.112 los afectados en una provincia que al cierre del mes pasado contaba con 26.252 parados en total. En el balance mensual del Servicio Público de Empleo, la provincia sumó en marzo 205 nuevos parados. Frente a la pérdida de 170 puestos en el sector servicios, la industria tiene un saldo positivo con catorce nuevos contratos. Mientras construcción, agricultura y, sobre todo, aquellos que carecían de un empleo anterior, nutren con el sector servicios el incremento de los nuevos parados en León.

El incremento de 205 nuevos parados en León supone una variación respecto al mes anterior del casi 0,8%, mientras que el balance anual es en positivo. Respecto al mismo mes de 2021, León tiene 7.405 parados menos, que se han ido incorporando al mercado laboral tras los duros efectos de la pandemia.

En el análisis por sexo y por edad, las mujeres vuelven a ser más entre los leoneses que carecen de un puesto de trabajo, 15.074 frente a los 11.178 hombres, y por edades, los menores de 25 años son 1.820. Los trabajadores en Erte, que hacen referencia al mes de febrero y que cobran prestación contributiva son 837 en la provincia, con un ligero repunte respecto a los meses anteriores. Con una media de 869 euros, hay 14.811 leoneses que cobran una prestación, de los que 9.406 es contributiva, 4.952 una prestación por desempleo y 453 la renta activa de inserción.

«Como ya ha alertado la Federación de Empresarios Leoneses, junto a elementos que se mantienen desde hace varios meses como los elevados precios de las materias primas, el encarecimiento de la energía y el transporte, las subidas de costes laborales, o el reciente incremento del SMI, se han unido en las últimas semanas otros como las consecuencias generadas por el conflicto en Ucrania y el reciente paro en el transporte», apuntaron ayer desde la patronal leonesa, para incidir en que los datos del paro constatan las dificultades por las que están pasando las empresas en el actual escenario económico. La asociación de empresarios recalca que tampoco ayuda a la creación de empleo que el gobierno autonómico esté aún en funciones, por lo que Fele reclama su inmediata constitución para ayudar a generar estabilidad política e institucional, «tan necesaria para impulsar el proceso de recuperación económica».

Desde el CEL advierten que León registra el segundo mayor ascenso del paro en Castilla y León y sitúan los datos en el mismo complejo escenario que la Fele, la ausencia de un gobierno autonómico además de la inflación y la guerra en Ucrania. «La valoración que podemos hacer desde el CEL de los datos es de profunda preocupación por el devenir de la evolución económica y del empleo en nuestra provincia», concluyen desde la patronal empresarial.

A nivel nacional, El mercado laboral resiste por el momento los primeros envites de la guerra en Ucrania, algo inusual puesto que históricamente siempre se había mostrado tremendamente frágil a los vaivenes de la economía. Así, prácticamente ajeno a la incertidumbre que se ha generado en torno a la invasión en Ucrania, España sumó en marzo más de 140.000 nuevos empleos, el doble que un año atrás, aunque un poco por debajo de los 150.000 que se crearon de media durante el periodo de 2015 a 2019. Esta mínima desaceleración, concentrada en determinadas actividades industriales muy intensivas, no se debe tanto al difícil momento que se está viviendo en Europa, sino más bien a los paros en el sector del transporte, que provocó un bache en la creación de empleo en el periodo central de mes. De no haber sido por ello, los datos habrían sido «un poquito mejores», superiores a la media, según señaló el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

El sector servicios echa el freno