martes 10.12.2019

Una veintena de servicios al día y una población envejecida

La senectud no solo afecta al aumento de los requerimientos médicos de los pacientes leoneses a domicilio, una veintena al día en La Condesa, Eras y El Crucero, sino que golpea directamente a la plantilla sanitaria. La jubilación en la próxima década de más de 860 facultativos de los 1.876 que están en activo en la provincia dibuja un futuro poco halagüeño sobre la capacidad de cuidados a la población, y se agrava por la falta de profesionales para cubrir algunas plazas, sobre todo de familia y el medio rural. También, por el déficit que ya existe en León de médicos públicos activos: 309 por 100.000 habitantes, frente a los 472 de Valladolid o los 426 de Salamanca. La provincia se sitúa a la cola de la estadística autonómica en esa materia, según un estudio del Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, que alerta de la necesidad de tomar conciencia del problema para adoptar medidas que garanticen la viabilidad y calidad del sistema sanitario a corto plazo. El 46% de los médicos en activo de la comunidad ya posee 55 años o más.


En el caso de El Bierzo, de los 1,7 millones de visitas efectuadas en Atención Primaria, 33.827 se realizaron a domicilio. Los médicos de familia atendieron en los ambulatorios a 797.000 personas, las enfermeras a 567.000 y los pediatras a 87.608.

Una veintena de servicios al día y una población envejecida