lunes 6/12/21
Cultivos

Condena rotunda del sector remolachero a la nueva campaña de Garzón contra el azúcar

Critican que se culpe a este producto, del que viven 400 agricultores y 140 trabajadores en León, de la obesidad infantil
undefined
Remolacha en la tierra a punto de ser cosechada. JESÚS F. SALVADORES

El sector remolachero, que sólo en la provincia de León representa a 400 agricultores, con 3.650 hectáreas cultivadas y 330.000 toneladas de producción al año, y a 140 trabajadores en la única planta azucarera, la de La Bañeza, vuelve a estar en el punto de mira del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en su última campaña Hijos del Azúcar.

Todos los agentes del sector han vuelto a condenar el «ataque» que a su juicio supone esta nueva iniciativa presentada ayer en Madrid con la que se pretende concienciar a padres y madres de los efectos del consumo excesivo de azúcares en menores.

«La ignorancia es atrevida», le recrimina al ministro por carta el secretario general de la Sección Sindical Estatal de UGT de AB Azucarera Iberia, Francisco Javier Fernández, que le recuerda que ya en su anterior campaña El Azúcar mata, no quiso conocer el sector, a pesar de las reiteradas invitaciones que se le realizó, y que le siguen realizando, para que conozca «alguna de las fábricas de nuestro país, y la riqueza que genera este sector remolachero, sobre todo en el maltrecho mundo rural».

Desde la sección sindical se le recuerda que el sector remolachero-azucarero lo constituyen más de seis mil agricultores remolacheros, establecidos en Castilla y León, Andalucía, La Rioja, Euskadi y Navarra, así como más de dos mil trabajadores en la industria transformadora azucarera.

Invitación formal
Invitan al ministro a visitar una planta azucarera para comprobar los beneficios que reporta al medio rural

Fuera del propio sector, su actividad se extiende y garantiza el empleo, a unas veinte mil familias, en segmentos tales como el transporte, los servicios, la producción de semillas y productos fitosanitarios, y de instalaciones de riego. Este empleo se da principalmente, en zonas rurales vulnerables, del entorno de Olmedo (Valladolid), La Bañeza, Toro y Benavente (Zamora), Miranda de Ebro (Burgos) y Jerez de la Frontera (Cádiz) y de todas las zonas remolacheras aledañas, que alimentan a las fábricas azucareras.

«Esta nueva campaña suya, desincentiva el consumo del azúcar, con el consiguiente riesgo de cierres de fábricas azucareras, con pérdidas de empleo y sin vuelta atrás», matiza Fernández

En estos mismos términos se expresó ayer el presidente de la Cooperativa Acor, Jesús Posadas, que considera la campaña un «ataque injustificado» al sector, ya que, a su juicio «vuelve a culpabilizar a un único producto del problema de la obesidad en España cuando se trata de una patología compleja causada por múltiples factores».

«Consideremos que denigrar continuamente al azúcar no soluciona el problema de sobrepeso y, en cambio, causa un enorme perjuicio a un sector que se encuentra en un proceso de recuperación tras la desaparición de las cuotas de la UE», destacó Posadas, quien recordó que el sector genera una «destacada» actividad económica en la España Vaciada.

En este sentido, Posadas ha recordado que 25.000 familias españolas del medio rural tienen su futuro en el sector, al tiempo que ha reseñado que el azúcar es un producto cien por cien de origen vegetal procedente de la remolacha que cultivan 4.400 remolacheros en los entornos de las zonas rurales de Castilla y León.

Para el presidente de Acor este tipo de campañas se efectúan desde el absoluto desconocimiento del sector. «El lunes invitaremos de forma oficial a Alberto Garzón a que abandone la moqueta y el asfalto y venga un día a conocer nuestros campos, a que pise el medio rural», ha asegurado.

«Le mostraremos nuestras instalaciones, ahora en plena campaña, y podremos charlar con los remolacheros, también con los hijos de los remolacheros si quiere, para que compruebe la vitalidad del sector y la desilusión que generan sus iniciativas. Y ya de paso podemos repasar los costes energéticos de nuestra fábrica», ha zanjado.

Por último, desde Acor lamentan el «ataque indiscriminado» a un producto natural como es el azúcar no va a solucionar el problema de la obesidad y sólo «va a causar un daño irreparable al sector».

Condena rotunda del sector remolachero a la nueva campaña de Garzón contra el azúcar
Comentarios