miércoles 25/5/22

Fin a la mascarilla en interiores: cae la última medida por el covid

El 20 de abril. La mascarilla en interiores dejará de ser obligatoria en España el 20 de abril, aunque habrá excepciones. La imposición se mantiene para los hospitales (tanto en trabajadores como en ingresados si comparten zonas comunes), trabajadores de residencias de mayores y visitantes y el transporte público. Además, se recomendará un «uso responsable» en la población vulnerable.
                      El Consejo Interterritorial celebrado en Toledo acaba con la última restricción por la pandemia. ISMAEL HERRERO
El Consejo Interterritorial celebrado en Toledo acaba con la última restricción por la pandemia. ISMAEL HERRERO

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, destaca que «este era el momento» para eliminar las mascarillas en interiores «por razones lógicas», es decir, por la situación epidemiológica y por «la elevadísima cobertura vacunal».

Así, destacó ayer que la pandemia «evoluciona de manera positiva», ya que «los indicadores se mantienen estables con tendencia a la baja», lo que ha motivado tanto el cambio en la estrategia de vigilancia como la decisión del fin de las mascarillas en interiores. Darias anunció la medida durante la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que se celebró este miércoles en Toledo, donde por «práctica unanimidad» Sanidad y las comunidades autónomas han aprobado eliminar las mascarillas a partir del próximo 20 de abril.

«Hace unas semanas aprobamos la declaración de Zaragoza, con un nuevo sistema de vigilancia transitoria de la covid. Se trata de un punto de inflexión que nos va a permitir seguir monitorizando esta enfermedad, centrándonos en personas con factores de vulnerabilidad: mayores de 60, personas inmunodeprimidas, embarazadas y personas en ámbitos de vulnerabilidad, como centros de salud y hospitales», ha recordado la ministra de Sanidad. «Es un paso desde la gradualidad, progresividad y la solidez que nos da la Ponencia de Alertas».

El Real Decreto que llevará al Consejo de Ministros del próximo 19 de abril, eliminarán las mascarillas en interiores, si bien seguirá siendo obligatoria en algunos espacios como los centros asistenciales, tanto para los trabajadores como para los visitantes, incluso para las personas ingresadas si comparten espacios comunes. Pero no lo serán «en ningún caso» en los colegios, ya que la posición de la Ponencia es que los escolares dejen «ya» de usar la mascarilla en el aula, como ya lo hacían en el patio.

También seguirá siendo obligatoria la mascarilla en los medios de transporte, y se aconsejará en población vulnerable. En el ámbito laboral, la ponencia aconseja utilizar la mascarilla siempre que el trabajo deba realizarse a distancia interpersonal de menos de 1,5 metros y no pueda garantizarse la ventilación adecuada del espacio; y en el entorno familiar, las reuniones de amigos y celebraciones privadas.

Finalmente, recomienda su uso en espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan como los comercios (centros comerciales, supermercados o pequeño comercio); espacios cerrados en los que las personas permanecen tiempo sin comer ni beber (cines, teatros, salas de conciertos y museos) y en espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo comiendo y bebiendo (bares, restaurantes y locales de ocio nocturno).

La fecha elegida, otra crítica

España se quitará la mascarilla en interiores, una restricción que solo mantienen Alemania, Portugal e Italia entre los grandes países de la Unión Europea. Desde el 19 de mayo de 2020, esta protección era obligatoria en España y aunque su uso se flexibilizó en exteriores, nunca hasta ahora se había permitido quitarla también bajo techo.

La fecha fijada por el Ministerio de Sanidad tampoco estuvo exenta de discusión pese a que la ministra dijo que había existido «consenso». Las comunidades han estado muy divididas durante todo el proceso y la tensión se hizo más evidente en el Interterritorial. Madrid y Cataluña encabezaron el grupo de las que reclamaban la eliminación de las mascarillas antes de Semana Santa. «No entiendo por qué debemos esperar», aseguró el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero.

Pero otra comunidad gobernada por el PP criticó, por lo contrario, al Ministerio de Sanidad. El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, calificó de «precipitada» la retirada porque representa «una disminución de la percepción del riesgo», además de «banalizar» la pandemia. De hecho, Andalucía, que quería retrasar el fin de la obligatoriedad para evitar un posible repunte de contagios durante la Feria de Abril y la Semana Santa, seguirá «recomendando» el uso de las mascarillas en interiores.

El consejero en funciones de Sanidad de Castilla y León, Alejandro Vázquez, se mostró partidario de la retirada de las mascarillas en interiores cuanto antes.

Las reacciones

El Consejo General de Enfermería ha apelado a la «prudencia y responsabilidad ciudadana». Y es que, tal y como ha señalado a Europa Press la enfermera y coordinadora del Instituto de Investigación del Consejo General de Enfermería, Guadalupe Fontán, es necesario valorar situaciones de mayor riesgo como eventos multitudinarios y ámbitos con personas vulnerables o situaciones con gran afluencia de personas.

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ve «acertada» la decisión después de Semana Santa, ya que «hay que tener en cuenta la fatiga y el cansancio de la población», según destaca el coordinador del Grupo covid-19 de la sociedad, el leonés Vicente Martín Sánchez.

La Sociedad Española de Epidemiología recuerda que la pandemia «aún no ha finalizado y que persiste la transmisión del virus», por lo que pide prudencia a la ciudadanía.

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ve prudente la medida aunque echan en falta medidas o recomendaciones en el ámbito laboral y educativo para las personas en situación de inmunosupresión, mayores de 60 años o mujeres embarazadas.

Fin a la mascarilla en interiores: cae la última medida por el covid
Comentarios