miércoles. 30.11.2022
Medio ambiente

Casi 13 millones de españoles respiraron aire contaminado por encima de los límites legales

El 94% de la población española, es decir, 44,2 millones de personas, llenó sus pulmones con aire impuro
Capa de contaminación sobre la ciudad de Madrid vista desde Getafe. JUAN CARLOS HIDALGO
Capa de contaminación sobre la ciudad de Madrid vista desde Getafe. JUAN CARLOS HIDALGO

Unos 12,5 millones de españoles, el 26,6% de la población, respiró a aire contaminado que incumple los estándares legales vigentes, según un informe de Ecologistas en Acción. Pese a las cifras preocupantes del estudio, el número de afectados supone un descenso de 2,3 millones de afectados respecto a 2018, y la cifra más baja desde el año 2011.

Según los autores de la investigación, la reciente crisis sanitaria de la Covid-19 ha corroborado que "la reducción del tráfico en las ciudades tiene claros efectos en la disminución de la contaminación, algo que a su vez supone una importante mejora de la salud pública".

Entre el 14 de marzo y el 30 de abril de 2020 el nivel de dióxido de nitrógeno se desplomó

Por añadidura, la mejora de la calidad del aire en la última década se ha debido más a razones coyunturales (la crisis económica) que a la aplicación de medidas medioambientales.

A la luz de los resultados, el coronavirus causó una gran mortandad, pero al menos limpió el irrespirable aire de las ciudades. Así, los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) se desplomaron un 58% de media en las 26 principales ciudades españolas, entre el 14 de marzo y el 30 de abril de 2020, cuando se apostó por una cuarentena estricta.

Las administraciones siguen resistiéndose a adoptar medidas enérgicas. Madrid y el área metropolitana de Barcelona siguieron vulnerando en 2019 los topes de dióxido de nitrógeno, un contaminante muy vinculado a los vehículos de gasolina y diésel. Esto quiere decir que el problema de la polución ambiental que llevó a Bruselas a denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea siguen sigue sin resolverse.

Normativa inútil

Madrid y Barcelona llevan incumpliendo la directiva europea que establece esos límites desde que entraron en esos valores en 2010.

A las dos principales ciudades del país se suma el área metropolitana de Granada como infractora también en 2019 de los límites de dióxido de nitrógeno, elemento tóxico para el hombre que causa dolencias respiratorias y del sistema circulatorio e inmunitario.

Recomendaciones de la OMS

Si se atiende a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que propugna indicadores más estrictos que los puros límites legales, el 94% de la población españoles, es decir, 44,2 millones de personas, llenó sus pulmones con aire impuro.

"Esta situación supone un modesto descenso de un millón de afectados respecto a 2018, y se mantiene en cifras similares al inicio de la anterior década", se denuncia en el estudio, Los contaminantes más perjudiciales son las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), el dióxido de nitrógeno (NO2), el ozono troposférico (O3) y el dióxido de azufre (SO2). A ellos hay que añadir el monóxido de carbono, el benceno, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) y los metales pesados (arsénico, cadmio, níquel y plomo).

La principal fuente de contaminación en áreas urbanas es el tráfico motorizado

De todo ello se concluye que la mitad del territorio español ha soportado una contaminación atmosférica que incumple los estándares legales para proteger los cultivos agrícolas y los ecosistemas naturales.

La principal fuente de contaminación en las áreas urbanas es el tráfico motorizado. Las áreas fabriles y el entorno de las grandes centrales termoeléctricas de carbón y petróleo son también fuentes de emisiones que condicionan de manera decisiva la calidad del aire.

La escasez de lluvias y la estabilidad atmosférica de los primeros meses del año exacerbaron la contaminación, especialmente en segunda quincena de febrero. El otoño, en cambio, fue muy cálido, pero también inestable y húmedo, "con predominio de situaciones atmosféricas ciclónicas que han favorecido la dispersión y deposición de los contaminantes típicamente invernales".

30.000 muertes prematuras

La organización ecologista denuncia que la contaminación causa alrededor de 30.000 muertes prematuras en España, cada año, quince veces más que los accidentes de tráfico. Además, la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) apunta a Italia y España como los dos países europeos con mayores daños de la contaminación por ozono sobre la agricultura, de modo el perjuicio afecta a dos terceras partes de la superficie cultivada.

Los costes sanitarios derivados de la contaminación atmosférica representan un 3,5% del Producto Interior Bruto (PIB) español. "Aunque los cambios necesarios en los modos de producción y en el transporte implican importantes inversiones, los beneficios se estima que superan entre 1,4 y 4,5 veces a los costes", alegan los expertos.

Casi 13 millones de españoles respiraron aire contaminado por encima de los límites...
Comentarios